Desayunos

¿Sabes cómo preparar un buen desayuno?

¡El desayuno! Siempre se ha dicho que el desayuno es la comida más importante del día, que nos sirve para coger fuerzas para todo el día y que no podemos salir de casa sin haber comido algo, pero… ¿Cuánto hay de cierto en todo esto? ¿Es verdad que es la comida más importante? ¿Qué deberíamos comer en el desayuno? ¡Te lo contamos todo!

La pregunta del millón. ¿Es obligatorio desayunar?

Desde pequeños nos han enseñado que el desayuno es la comida más importante del día. Probablemente piensas que no puedes salir de casa sin desayunar, y mucho menos, dejar que los más pequeños vayan al colegio sin haber desayunado primero, pero la realidad es un poco diferente.

Si, es verdad que antes se creía que el desayuno era una parte fundamental de la dieta, no obstante, las últimas investigaciones demuestran que, aunque sí es importante y recomendable, no es imprescindible desayunar. ¡Ojo! Eso no significa que todos los días podamos no desayunar ni que no sea importante, pero si un día te despiertas sin hambre no pasa nada, es mejor escuchar al cuerpo y no obligarte u obligar a los pequeños a que coman algo si realmente no les apetece en ese momento.  Así mismo, si eres de esas personas que son incapaces de comer nada más levantarte no te preocupes, solo busca ese momento durante la mañana en que realmente sientas hambre o te apetezca más comerte el desayuno.

¿Cómo debería ser un desayuno?

Por norma general, sabemos que un buen desayuno, para que sea sano y completo, debería llevar lácteo, cereal y fruta. Y aunque eso sería un muy buen desayuno, no es la única opción, de hecho, no es imprescindible que combines los tres grupos de alimentos en la misma comida, puedes comer una pieza de fruta antes de salir de casa y comer el cereal y el lácteo a media mañana, ¡o solo el cereal! Lo importante es que al final del día hayamos comido las raciones recomendadas de los grupos de alimentos, pero el orden en que lo hagamos no es tan relevante.

¿Pero cereal significa cereales de desayuno?

La palabra cereal engloba todos los alimentos elaborados con cereales, por lo que encontramos una amplísima variedad de opciones para desayunar. ¿Comemos y cenamos todos los días lo mismo? ¿Verdad que no? ¡Pues tampoco deberíamos desayunar cada día lo mismo!

Es cuestión de hábitos

Sí, de hecho, cuando acostumbramos al organismo a comer a ciertas horas del día, éste suele reclamarnos activando la sensación de hambre, por lo que, si te has acostumbrado a tomar el desayuno cada día, sentándote en la mesa, lo normal sería que cuando un día no lo puedas hacer, al poco tiempo tengas hambre.

Aunque como decíamos, lo importante es que al final del día hayamos tomado la cantidad recomendada de los distintos grupos de alimentos y escuchemos las señales del cuerpo.

Ideas de desayunos

Te proponemos algunas ideas para que veas que el desayuno puede ser mucho más que un bol de cereales y leche. Por ejemplo, puedes substituir los cereales de desayuno por un muesli casero, hecho con una mezcla de copos de avena, frutos secos picados y algunas frutas deshidratadas. Incluso puedes picar un poco de chocolate negro y añadirlo también ¡está buenísimo!

A continuación te dejamos algunas ideas para que veas que el desayuno puede ir mucho más allá:

  • Sándwich de pan integral con lechuga, tomate y queso
  • Yogur natural con kiwi, copos de avena y dátiles
  • Vaso de leche con galletas María sin azúcares y una manzana
  • Tortitas de arroz integral con rodajas de tomate y atún
  • Batido de plátano con bebida vegetal y cacao puro
  • Yogur natural con Tostada sin azúcares desmigajada y frutos rojos
  • Tostadas integrales con paté de aceitunas (olivada) y una mandarina
  • Gachas de avena con cacao puro, manzana y canela

Con estas ideas seguro que te animas a cambiar tu forma de ver el desayuno. ¡Pruébalos y llena tu cuerpo de nutrientes!

Últimos artículos