Trucos para lavar las zapatillas en la lavadora y dejarlas como nuevas

Las zapatillas acumulan suciedad y olores desagradables. Afortunadamente, existen trucos efectivos para lavarlas en la lavadora y devolverles aquella frescura y apariencia original que tanto queremos. Anota de qué forma lavar tus zapatillas para que queden perfectas. 

Aprender a cuidar nuestro calzado en el mejor estado posible es uno de los pases imprescindibles para tenerlo siempre como nuevo. Y en este proceso, una de las preguntas que nos hacernos es si podemos lavar las prendas y accesorios directamente en la lavadora, o si para devolverles su aspecto original, hay que hacerlo a mano. 

Para responder, primero, es importante mirar las etiquetas de cada prenda y la forma adecuada de lavarlas.  

 

Lo que no debes hacer con tus zapatillas en la lavadora 

Si por sus características, resulta que las zapatillas son aptas para la lavadora, lo último que deberías hacer es meterlas tal cual, es decir, con los cordones sueltos, con las plantillas, otros elementos que se han quedado dentro de las zapatillas, etc. pues esto puede llegar a causar problemas tanto para la prenda como para el electrodoméstico.  

Hecha esta aclaración, la recomendación de los profesionales en este tema es que te encargues de darle un mantenimiento regular al calzado. Al menos una vez por semana debes pasar un paño húmedo sobre la zapatilla para eliminar la suciedad superficial que tenga impregnada. Así podrás reducir la cantidad de lavados en la lavadora, algo totalmente aconsejable a fin de evitar que acaben perdiendo su forma original. 

Y luego hay excepciones muy concretas, como las zapatillas de ante. No debes meterlas en la lavadora bajo ningún concepto. 

 

Los pasos para lavar las zapatillas en la lavadora 

  1. Primero darles con un cepillo para retirar restos de polvo o suciedad adherida tanto en la superficie como en la suela. 
  2. Una vez cepilladas, se aconseja usar bolsas de tela, separando el calzado y los cordones. Elige un programa que no tenga modo centrifugado y que use el agua fría como alternativa al agua caliente. Revisa el manual de uso, por si acaso, y selecciona un programa por debajo de los 30° C. Si lavamos a una temperatura superior, algunos materiales podrían deformarse por el calor del agua. Si aún tienes el manual contigo, míralo, ya que puede que especifiquen un lavado especial para zapatillas. 
  3. Si quieres también lavar los cordones, ponlos en una bolsa y mételos en la lavadora. Hazle nudos para protegerlos. 
  4. ¿Qué hacemos con las plantillas? En general se pueden estropear dentro de la lavadora si no son muy resistentes, por lo que, deberías lavarlas a mano.  
  5. Por otro lado, no debes meter más cosas en la lavadora que el par de zapatillas. Introduciendo otras prendas, probablemente la propia suciedad del calzado hará que todo se estropee.  

 

¿Cómo lavar las zapatillas blancas? 

Hay muchos tipos de deportivas, según materiales y colores. Concretamente, el color blanco es uno de los más delicados y, en contraposición, el que más abunda en este tipo de calzado. En general, no habrá muchas diferencias en cuanto a los pasos a seguir anteriormente; pero sí debes prestar atención al suavizante. Es mejor usar un detergente sin lejía, suave o indicado para ropa blanca. La lejía puede hacer que tus zapatillas se queden amarillas.  

Otro truco para que el blanco se mantenga impoluto es mezclar el detergente con bicarbonato y lavarlas a mano. Sólo tendrás que cepillar las zapatillas y luego limpiarlas con un paño húmedo. Repite el cepillado si es necesario y espera cinco minutos.  

Cuando la zapatilla haya recuperado su color blanco original, entonces es cuando debes introducirla en la lavadora, respetando las indicaciones del programa de lavado. 

 

¿Qué hacemos si no podemos lavar las zapatillas en la lavadora? 

En ese caso, no te preocupes, porque obtendrás buenos resultados si les das un mantenimiento regular siguiendo estos pasos: 

  1. Cepilla la superficie con intensidad y luego limpia con un trapo húmedo el exterior del calzado 
  2. Retira las plantillas, lávalas a mano y deja que se sequen al aire libre, pero sin exponerlas al sol 
  3. Una vez que todo se haya secado, deberías rociar las zapatillas con algún producto desinfectante. 

Sin importar el mantenimiento básico, si el material de tu calzado no es apto para la lavadora y tampoco puedes deshacerte de las manchas así, entonces es mejor que lleves las zapatillas a un experto en este tipo de calzado para que quede perfectas de nuevo. 

Como ves, sólo debes seguir unos pasos y así obtendrás tus zapatos cada vez más blancos y limpios. Esperamos que este artículo te haya gustado. Tenemos más trucos para el hogar, como eliminar el ruido visual en casa o las mejores apps para ahorrar 

Review Trucos para lavar las zapatillas en la lavadora y dejarlas como nuevas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se debe poner una puntuación

Comentar