Trucos para eliminar el ruido visual en casa

En nuestro hogar, debemos crear una atmósfera total de bienestar y relax. Y con la cantidad de cosas que solemos tener en medio, sólo vemos caos. A esto también se le denomina ruido visual, es decir, todo aquello que nos resulta molesto o desagradable a la vista. ¿Cómo podemos decorar la casa sin este tipo de ruido? 

1. La era tecnológica y más caos que nunca 

Una de las cosas en que podemos estar de acuerdo es que, con la tecnología a cuestas en todos los momentos del día, vivimos siempre conectados. Esto hace que tengamos variedad de aparatos electrónicos: el router, el móvil, la Tablet, el portátil, y cantidad de enchufes y cargadores donde cada uno de ellos cuelgan de las paredes o están ocupando el suelo de la vivienda. 

Nuestra casa parece más una tienda de tecnología y el ruido visual es protagonista. ¿Qué podemos hacer? 

2. Cómo esconder los enchufes 

Una de las opciones es apostar por la tecnología Wireless. Seguro que ya tienes algunos auriculares electrónicos sin cables y esto lo puedes adoptar con el resto de los aparatos que tengas. A través del bluetooth nuestra casa parecerá otra porque ya no hará falta demasiados o casi enchufes por todos lados. 

3. Cajas para dejar todos los enchufes  

Con el fin de acabar con este ruido visual, especialmente con los cables que están por todos lados, existen ideas decorativas. Es el caso de las cajas que se usan para ello. Suelen ser blancas y negras, o de colores y quedan estupendamente donde las dejes. Suelen tener un agujero para que puedan pasar los cables en su interior y así no se vean por fuera, creando un efecto antiestético a los ojos de todos. 

4. Cestas de varios colores 

En su defecto y para no dejar, desde pendrives, a móviles, papeles pequeños, documentación, bolígrafos, pilas y esas pequeñas cosas que están por todos lados y que no hacen más que acumularse en todos los rincones de casa, suele haber cestas de colores organizadoras. 

En ellas podemos dejar estos utensilios y además sirven para decorar. Una buena alternativa con la que nuestra casa se verá siempre más ordenada y goces del bienestar que te mereces. 

5. Menos en decoración, es más 

Sabemos que esto es una máxima desde hace tiempo y realmente funciona incorporar esta filosofía de vida. Sabemos perfectamente qué nos molesta de nuestra casa y qué nos provoca este ruido visual. Por esto no tenemos más que cambiarlo. 

El menos es más es una de las bases del método de la gurú del orden, la empresaria Marie Kondo, que profesa esta frase. 

Para ella lo importante es ordenar y dejar de lado aquellas cosas que no usamos. Es decir, que debemos centrarnos en vender, donar, tirar las cosas que no vamos a usar y son inútiles, porque ocupan un gran espacio para otras cosas y nos provocan ese ruido visual que no permite que estemos cómodos ni en nuestra propia casa. 

6. Colores más claros 

Ya podemos dar un nuevo sentido a nuestro hogar para ofrecer esa calidez que todos necesitamos. En este caso, nada mejor que decorar con colores algo más claros, porque aportan todo ello y, según los expertos, permiten reducir el ruido visual. 

Tenemos una amplia paleta de tonos, como el blanco, beige, ocre, gris, verde oliva, lila y azul pastel. Esto debe incorporarse en prácticamente en todas las habitaciones y en aquellas más pequeñas, donde todo puede verse mucho más recargado. 

7. Ten a mano las cosas del día a día 

Si tienes suficientes armarios y cajones, entonces deja en las estanterías y a la vista sólo aquellas cosas que uses a diario. Y luego lo que te encante más de tu vida, fotos, recuerdos de viajes y otros, pero sin recargar demasiado. 

Y el resto de los enseres: libros, utensilios de cocina, juegos de platos y teteras, vasos, figuras que se han quedado allí para siempre, revistas, libretas y más… en cajas y apilados en los armarios con el fin de que no estén a la vista y los saquemos cuando realmente los necesitamos. 

8. Muebles prácticos 

Para que tu casa tenga menos ruido visual una opción es tener muebles mucho más prácticos. Más pequeños y que ocupen menos espacio, por un lado, y que sirven para diversas cosas a la vez.  

Es decir, las camas con cajones debajo para guardar la ropa, los pufs para sentarse que se abren y son organizadores a la vez, los bancos para sentarte y poder ponerse los zapatos que sean zapateros y guarda ropa, etc. Por suerte, cada vez hay más cantidad de ellos en todas las tiendas de muebles.  

Crear un espacio relajante en casa implica deshacernos del ruido visual, causado por el exceso de objetos. ¿Qué otros trucos tienes para tu hogar sin caer en este problema? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!