Viajar con los sabores: Jackfruit 

Cada vez son más aquellos que se unen a la alimentación vegana o vegetariana, tratando de consumir más frutas y verduras, y menos alimentos de procedencia animal. Ese hecho ha revolucionado la cocina vegana y vegetariana occidental de los últimos años. 

Por esa razón, alimentos de cualquier parte del mundo, que antes sólo eran conocidas en sus países de orígenes, han comenzado a comercializarse. Uno de estos casos es el Jackfruit, que, si bien es un alimento tradicional de varias zonas tropicales, era desconocido para el resto del mundo. 

El origen del jackfruit 

Este exótico alimento recibe varios nombres: yaca, Jack, árbol de jaca… y es el fruto nacional de Bangladesh. Por lo tanto, su origen es asiático, aunque no existe consenso sobre si es originario de Indonesia, Malasia, o del sudeste de la India.  

En el sur de Asia, esta fruta ha sido popular por siglos, sin embargo, en los últimos años está consiguiendo hacerse un hueco en los mercados europeos y anglosajones. 

Características del Jackfruit 

  • La yaca o jackfruit puede presumir de ostentar el título de fruta de árbol más grande del mundo. Su tamaño es el rasgo más notorio de esta fruta, pues su peso medio aproximado es entre 30 a 40 kilos. Además, suele medir entre 90 centímetros a un metro de largo. Su ancho es bastante variable, pero que oscila entre los 30 a 40 centímetros. Aunque si se cultiváramos el jackfruit fresco fuera de los países en los que se produce, es muy probable que su tamaño llegara simplemente al de un melón grande. El clima marca el tamaño de esta fruta.  
  • Su sabor es indescriptible. Muchos opinan que su sabor es como si se combinara una manzana y una naranja. Otros señalan que es muy similar al mango, tanto en sabor como en apariencia. A causa de esta mezcla de sabores, en Latinoamérica la denominan como “la fruta con el sabor de todas las frutas. Sin embargo, lo que más llama la atención es que su sabor al cocerla es completamente distinto. 
  • Textura fibrosa y apariencia recuerda a ciertos tipos de carne, lo cual lo ha convertido en un ingrediente muy popular entre los cocineros vegetarianos y veganos. Al llevar a la sartén esta fruta aún verde, adquiere una similitud muy grande con la carne de cerdo. Es decir, se convierte en una alternativa vegetal al consumo de productos animales. 
  • Además, esta fruta tiene la capacidad de absorber muchos sabores, por lo que al marinarla con especias como el curry se potencia su sabor. 

Propiedades y beneficios del Jackfruit 

La composición nutricional del Jackfruit es la típica de la fruta. Es decir, mayoritariamente se compone de agua, azúcares, vitaminas, fibra…por eso, cuando decimos que podemos utilizar esa fruta como un sustituto de la carne sólo podemos hablar de un sustituto culinario, nunca nutricional.  El consumo de este alimento no es un sustituto nutricional de las proteínas que necesita nuestro organismo. En el caso de ser consumida por veganos y vegetarianos, hay que tener en cuenta que al utilizarla debemos consumir una fuente de proteínas dentro de una alimentación equilibrada.  

Cada parte de la planta es útil 

No sólo la semilla y la pulpa de estas frutas pueden ser utilizadas. Por ejemplo: 

  • La concha tiene alto contenido en látex que puede ser bien utilizado para producir goma.  
  • En países donde esta fruta es más común, la corteza de su árbol es utilizada como colorante natural. 
  • Las hojas del mismo árbol tienen una función importante, pues ha demostrado servir como alimento ideal para algunos animales de granja. 

¿Cómo podemos incorporarla a nuestros platos? 

Por suerte, no es tan difícil incluirlas en el menú como parece. Cuando el fruto está inmaduro podemos deshilacharlo y marinarlo para prepararlo guisado. Puede utilizarse para rellenar tacos, hamburguesas, sándwiches o empanadas. 

En los menús veganos, su uso es aún más extenso, ya que casi cualquier alimento con carne de cerdo o pollo puede ser fácilmente imitado con la yaca, igualándolas en sabor y textura. 

El fruto maduro sólo se utiliza para postres, bebidas dulces e incluso helados. 

 

A pesar de que esta fruta aún no se ha popularizado tanto como muchas otras, no cabe duda de que, poco a poco, se ha ido abriendo paso en cada vez más países. ¿Te atreves a probarla? 

Últimos artículos