Beneficios de la musica en el desarrollo infantil Galletas Gullón

La importancia de la música en el desarrollo de tus hijos

La música es fundamental para el desarrollo intelectual, auditivo, sensorial, comunicativo y motriz de los niños. Por eso, para el desarrollo del bebe, se promueve la introducción de la música desde edades muy tempranas gracias a la educación. Además, diversos estudios han concluido que favorece la capacidad de concentración de los niños, estimulando su memoria y el razonamiento. Estas habilidades repercuten positivamente en su rendimiento académico.

Realmente es muy importante la música para el desarrollo de tus hijos, pero ¿Qué beneficios les aportan realmente? Te daremos algunos consejos para que sea más sencillo acercarlos a este arte tan maravilloso.

Beneficios de aprender música desde niños

Pero ¿cuál es la importancia de la música en el desarrollo infantil? ¿Qué habilidades o capacidades puede estimular? Veámoslos.

1.     Influye positivamente en el cerebro

Está comprobado que el contacto directo y frecuente con la música influye en el cerebro y en el desarrollo intelectual. Se están realizando estudios para conocer los efectos positivos de la música en el área de la comunicación, y en el intercambio de información entre los dos hemisferios del cerebro.

2.     La música estimula algunas habilidades

Aprender a tocar un instrumento, o tomar lecciones de música, estimula las habilidades cognitivas, creativas, estéticas, musicales y psicomotoras del niño. Además, estimula el razonamiento, mejora la concentración y la capacidad de análisis y síntesis.

Por eso, en general, mejora su rendimiento académico especialmente en lo que respecta a las matemáticas y al conocimiento sobre otros idiomas.

3.     Mejora el desarrollo social

Si tu hijo acude a una escuela musical aprenda a integrarse en un grupo, a prestar atención y escuchar al otro. Esa necesidad de interrelación con otros favorecerá el desarrollo social de tu hijo. Además, es probable que haga nuevos amigos con quienes compartirá su pasión.

4.     Relaja a los niños a través de la música

Escuchar música puede ser de gran ayuda para que los niños y sobre todo los bebés, se relajen o se calmen. Y, es que, está comprobado que este maravilloso arte influye en el estado de ánimo de las personas. Por ejemplo, si tu hijo tiene momentos de mal humor, seguro que la música va a contribuir a que calme este enfado y mejore su estado emocional.

5.     Mejora la motricidad

El contacto con los instrumentos musicales mejora notablemente las habilidades motrices de los niños, especialmente en lo concerniente a la “motricidad fina”. Pero ¿qué es la motricidad fina? Es la capacidad de coordinar los músculos para realizar pequeños movimientos como la escritura, o en el caso de la música, tocar un instrumento.

6.     Ayuda a mejorar el vocabulario

Por último, entre los principales beneficios de aprender música desde pequeños, encontramos que es un arte que le permitirá aprender nuevo vocabulario de forma rápida y divertida. Además, si se acostumbra a escuchar canciones en otro idioma, le será mucho más sencillo hablar otra lengua.

¿Cómo acercar la música a los niños?

En definitiva, no cabe duda de la gran importancia que tiene la música en el desarrollo infantil, por lo que es vital saber cómo acercar este arte a tus hijos.

  • Los especialistas coinciden en que la música tiene efectos estimulantes positivos incluso en el seno materno. El oído es el primer órgano que se desarrolla, por lo que, podemos acercarle a la música a partir de cualquier edad.
  • Los primeros pasos pueden introducirse en nuestro hogar a través de las canciones infantiles, o gracias a melodías simples.
  • Cuando el bebé tiene apenas unas semanas de vida puedes cantarle suavemente, dar palmadas con tus manos, o enseñarle a cómo puede darlas él mismo.
  • Por otra parte, es importante que la escucha no se limite solamente a canciones de cuna. Los niños tienen la capacidad de disfrutar y recordar todo tipo de música, especialmente la clásica. También les gusta la música alegre, ya que, les estimula a bailar y a moverse.

¿Cómo elegir el instrumento musical adecuado?

Si el niño decide aprender a cantar, o a tocar un instrumento musical, y decide comenzar en una escuela especializada es posible que tengamos serias dudas sobre qué instrumento escoger para nuestros hijos. La realidad es que debe ser el propio niño quien escoja su instrumento preferido igual que elige el libro que prefiere leer. Los especialistas coinciden en que los niños pueden comenzar a tocar un instrumento a partir de los 5 años.

Hay que tener presente que el aprendizaje jamás debe ser impuesto por los padres y que todos los niños tienen la capacidad y la creatividad para desarrollar habilidades musicales.

Sin duda, la música es fundamental para el desarrollo de la inteligencia emocional, la imaginación, la socialización, la motricidad y el conocimiento de los niños. Es clave acercarlos a este arte, pero bajo ningún punto de vista obligarlos. La música ayuda a los bebés y a los niños en su desarrollo integral.

Si quieres conocer algunas actividades para realizar con tus hijos puedes leer nuestro artículo.