Viste tu Halloween para una fiesta terrorífica

Viste tu casa de Halloween para una fiesta terrorífica

¡Es Halloween! Llega la noche más terrorífica del año donde se respira un aire de misterio y las brujas y los monstruos cobran protagonismo. Sin embargo, no es la única fiesta que existe ese día, ya que en otras culturas se festeja la fiesta de Todos los Santos, el Día de los Muertos, o la Castañada.

Halloween se está convirtiendo, desde hace unos años, en una celebración popular en nuestro país ¿por qué? Los niños disfrutan de lo lindo con esta fiesta: disfraces, truco y trato, recetas divertidas, etc.

La noche de las brujas nos brinda la excusa perfecta para salir a la calle disfrazado, organizar una pequeña fiesta temática, o jugar a truco o trato. ¿Qué mejor que acondicionar nuestra casa para esta fiesta terrorífica?

¿Cómo comenzó Halloween?

Hace cientos de años, el pueblo irlandés de origen celta encendía hogueras para conmemorar “el final de la cosecha”, se disfrazaban y ahuyentaban a los malos espíritus. Dejaban ofrendas en forma de comida y dulces y encendían velas para ayudar a las almas de los muertos a encontrar el camino hacia la luz.

Numerosos inmigrantes irlandeses extendieron estas tradiciones cuando llegaron al nuevo mundo, donde esta celebración fue adaptada y acogida con gran éxito.

Es en Estados Unidos donde Halloween adquirió más popularidad, apareciendo iconos como la “jack-o’-lantern”, es decir las calabazas talladas con velas en su interior, o la famosa frase “truco o trato” a modo de broma.

Decora tu casa con la ayuda de los más pequeños

Si has decidido hacer algo especial en tu casa, puedes comenzar haciendo manualidades con los peques para decorar una casa terroríficamente divertida. Seguro que a tus hijos les encantarán hacer manualidades, ya que les permite sacar su lado más creativo e imaginativo.

Tanto si lo celebras a lo grande, o simplemente quieres darle a tu hogar un toque festivo, es hora de adornar tu casa con pequeños y bonitos detalles. Os damos algunos consejos para «vestir» vuestro Halloween y pasároslo bien decorando la casa con los más peques.

Disfraces caseros de Halloween

Lo primero que podéis hacer para prepararos es elaborar un disfraz terrorífico. Lo puedes hacer sencillamente reciclando lo que tienes en casa. Por ejemplo, puedes disfrazarte de esqueleto simplemente con ropa oscura vieja a la que le puedes pintar de blanco tus huesitos.

Y, ¿por qué no un disfraz de loca de los gatos? Un pijama viejo, un albornoz, unas gafas graciosas, algunos rulos y unos peluches de gatos. Cose o pega los peluches al albornoz por todo el cuerpo ¡No puede ser más divertido!

Tienes múltiples posibilidades, momia, bruja, calabaza, Frankenstein… solo es cuestión de imaginación.

Y ahora, ¡que empiecen las manualidades de Halloween!

1.     Momias Calabazas.

Coge una calabaza y decórala con una simple gasa para vendajes. Ve dándole vueltas a la gasa hasta que quede “casi tapada”. Puedes añadirles unos botones pegados como ojos, o con unos recortes de cartulina.

2.     Telarañas por la casa.

Hay varias formas de decorar tu casa con telarañas, pero si tienes un ovillo de lana blanca, un globo y cola blanca podrás crear una terrorífica tela de araña. Infla el globo y comienza a enrollar a su alrededor la lana encolada hasta conseguir forma de tela de araña. Déjalo secar y explota el globo. Por último ¿dónde está la araña? Con una cartulina negra y unas tijeras, dibujaremos las siluetas de muchas arañas. Pueden ser de distintos tamaños y las puedes colocar donde más te gusten.

3.     Guirnaldas de fantasmas o brujas

Un modo económico, sencillo y muy fácil para hacer la decoración de Halloween es hacer muchas guirnaldas. Une con pegamento los bordes de varias hojas de papel o cartulinas de diferentes colores. Debes unirlos como “un acordeón” y tendrás una guirnalda tan larga como quieras. Dibujad un sombrero de bruja, un fantasma, etc., en definitiva dibujad según os marque vuestra imaginación. Recortar con cuidado de dejar unidas las hojas por las manos de los fantasmas, por el adorno del gorro de bruja, etc. Las hojas deben mantenerse unidas para crear la guirnalda. Después pueden decorarla cómo más les guste.

4.     Calabazas de Halloween

Y ahora ¡vamos a por la iluminación! Puedes crear un ambiente tenebroso si reciclas los tarros de vidrio. Necesitas un poco de cola blanca, un pincel y papel de seda de color naranja. Rompe el papel de seda en trocitos y ve pegándolos al tarro de cristal ayudándote del pincel y la cola blanca. Cuando estén secos podéis añadirle unos ojos, nariz y boca terroríficos. Pon en su interior unas velas led y habrás conseguido una iluminación mágica para Halloween.

5.     Murciélagos voladores

Puedes decorar el techo, o las lámparas, haciendo adornos colgantes. Si utilizas las hueveras de cartón tendrás múltiples posibilidades para reciclarlas. Por ejemplo, harás murciélagos si recortas filas de tres hueveras. Deja el espacio central sin toca, pero los dos huecos laterales recórtales unos picos para crear las alas de tu murciélago. Un poco de pintura negra, o gris, y cuando estén secos píntales de blanco los ojos. Finalmente, pégales una cinta para poder colgarlos de donde más te guste.

Cuando finalmente llegue el día de Halloween será el momento de decorar nuestra casa con todas las manualidades que hayan ido preparando. Déjales que su inspiración les haga decidir dónde colocar cada cosa. Podéis crear un ambiente terrorífico por toda la casa, o simplemente, haz un “túnel del terror” y colocar allí todas las manualidades de Halloween que hayáis fabricado. Y, por supuesto, no te olvides de decorar tu mesa con “terroríficas” recetas que puedes leer en nuestro blog (link al artículo de recetas).

 

Tu casa tendrá un aire de misterio, terror, diversión… pero a la vez será irresistible. Anímate a celebrar con tus peques una de las fiestas más divertidas y terroríficas del año. Y no os olvidéis de decorar la típica calabaza de Halloween. Solo es cuestión de imaginación y ¡veréis como se os ocurren más ideas de manualidades para esta divertida fiesta!