Conoce mejor la quinoa

Conoce mejor la quinoa

¿Alguna vez has oído hablar de la quinoa? La quinoa es un alimento que está popularizándose en estos últimos años en nuestro país, y actualmente se ha extendido mucho su consumo. Pero ¿qué sabes de la quinoa? Hoy te traemos algunos datos sobre la quinoa que te pueden resultar interesantes.

¿Qué es la quinoa?

La quinoa es un alimento que tiene unas características muy similares a las propiedades nutricionales y culinarias de los cereales, pero desde el punto de vista botánico no se clasifica como tal, es por eso que es considerada un pseudocereal.

Su origen se encuentra en Sudamérica, más en concreto en Bolivia y Perú. La quinoa era uno de los alimentos básicos en la época de las civilizaciones prehispánicas, pero fue mayoritariamente sustituida por otros cereales tras la llegada de los españoles.

El cultivo de la quinoa admite bastantes condiciones climáticas, lo que permite su producción por todo el mundo. Aunque su origen es sudamericano, actualmente se produce también en Europa, Asia, África, Norte América y Canadá.

¿Cuáles son sus propiedades nutricionales?

La quinoa tiene un contenido elevado en hidratos de carbono complejos, es fuente de proteínas vegetales y tiene un bajo contenido en grasas saturadas. Ésta tiene un buen perfil de vitaminas y minerales, ya que tiene un alto contenido en potasio, fósforo, magnesio, hierro y zinc y es fuente de las vitaminas B1, B2, B3, B6 y ácido fólico.

También es fuente de fibra, que en combinación con los hidratos de carbono complejos y el contenido de proteína hace que tenga un índice glicémico más bajo. Además, como no contiene gluten, es un producto apto para personas con celiaquía.

¿Cómo la podemos incorporar a la dieta?

La quinoa es muy versátil. A parte de tomarla hervida en frío y caliente, se puede convertir en harina, con la que se puede elaborar pan, bizcochos  y otros productos como las tortitas de Avena, quinoa y lino de Gullón. Actualmente también la podemos encontrar hinchada para tomar como cereal de desayuno.

Para cocinar la quinoa primero tienes que limpiarla bien para eliminar unas sustancias llamadas saponinas que no son muy recomendables para nuestro organismo. Puedes dejarla en remojo un par de minutos y enjuagarla debajo del grifo con un colador fino para que no deje pasar los granos de quinoa. Una vez limpia, se debe cocer en una olla con tres partes de agua por parte de quinoa. Cuece la quinoa a fuego medio durante unos 15 minutos aproximadamente, lo mejor es que la vayas vigilando y probando para ver cuando está en su punto. Ten en cuenta que debe doblar su volumen y su color debe ser más transparente que en crudo.

Aquí te dejamos un ejemplo de como introducir la quinoa en tu alimentación de una forma original:

Pizza con masa de quinoa

Ingredientes:

Para la masa: 60g de quinoa cruda, 200 ml de agua, 2 huevos, 30g de queso rallado, una cucharadita de café de levadura, aceite de oliva y sal.

Elaboración:

Tuesta la quinoa durante unos 5 minutos en una olla con un par de cucharaditas de aceite de oliva a fuego medio alto. Cuando la quinoa esté dorada, añade el agua cuidadosamente y cuece la quinoa a fuego lento durante 15 minutos hasta que haya absorbido el agua y el grano esté en su punto, pero un poco al dente. Cuando este bien cocida retira la quinoa del fuego y déjala enfriar. Mientras se enfría, pon el horno a precalentar a 180ºC durante 15 minutos. Cuando esté atemperada, añádela en un bol juntamente con los huevos, 30g de queso rallado, una cucharadita de aceite de oliva y la levadura. También puedes añadir especias para condimentar la masa y darle sabor.

Bate los ingredientes hasta que quede una masa homogénea. Cubre una bandeja de horno con papel de horno y dispón la masa en forma de pizza, que no debe tener un grosor superior a 1cm. Hornea la masa durante unos 15 minutos para que se cocine y quede compactada. Una vez pasados los 15 minutos, saca la masa y condimenta la pizza. Extiende tomate triturado por la base, espolvorea queso rallado por encima y añade otros condimentos al gusto, como jamón cocido, hojas de albahaca, verduras, atún…, vuelve a introducir la pizza en el horno hasta que el queso se deshaga y este un poco gratinado. Cuando este el queso en su punto saca tu pizza del horno y sírvela en un plato.

¡Que aproveche!

Últimos artículos