¿Invitado con celiaquía? Organiza una cena segura y deliciosa

Hoy en día es difícil no tener un amigo, un familiar, o un conocido que padezca celiaquía. Pero, aunque conozcamos la enfermedad en nuestro círculo personal, tendemos a pensar que las personas celiacas no pueden comer casi nada, o que su comida siempre debe ser especial. Tanto si eres celíaco y eres el invitado, como si eres el anfitrión y vas a preparar un menú sin gluten, estos consejos os ayudarán a que la velada sea perfecta y segura.

 

Prepara una cesta de la compra “gluten free”

Si es la primera vez que compras productos sin gluten te puede parecer algo complicado, pero, si te detienes a consultar algunos listados de productos para celíacos, seguro que te resultará más fácil.

Al realizar la compra comprobarás que existen unos productos genéricos que no poseen en su etiquetado ninguna especificación que indique “sin gluten”. No obstante, encontrarás otro grupo de alimentos que deben tener la mención sin gluten, o el símbolo de la espiga barrada en el envase: son los productos no genéricos. Hemos simplificado la lista para que te resulte más fácil, y no te genere dudas.

Productos genéricos de tu compra

En cuanto a estos alimentos, no es necesario que tengan ninguna mención “sin gluten”. Veámoslos.

  • Aceite de oliva, mantequilla (naturales, sin hierbas).
  • Sal (sin ninguna especie o condimento añadido).
  • Frutas y verduras frescas.
  • Carne y pescado sin manipular ni procesar.
  • Leche, yogur natural (los de sabores deben especificar “sin gluten”).
  • Azúcar, miel.
  • Frutos secos naturales (no se incluirían los tostados o salados).
  • Legumbres secas.

Aun así, es mejor repasar siempre las etiquetas de cada producto para verificar que no hay trazas de gluten en los ingredientes.

 

Productos no genéricos aptos para la celiaquía

Si quieres preparar un menú sin gluten para ese familiar que tiene celiaquía, deberás comprobar la etiqueta “sin gluten” de estos productos al comprarlos.

  • Carnes y pescados manipulados o procesados: hamburguesa, salchichas…
  • Especies molidas.
  • Harinas de cereales. Siempre deben tener la nomenclatura “sin gluten”.
  • Pastas de cereales.
  • Algunos pueden ser considerados como productos genéricos, sin embargo, es mejor que únicamente adquieras aquellos que especifiquen su composición libre de gluten.
  • Pan y galletas.

Si un producto tiene la mención “bajo contenido en gluten” o “puede contener trazas de gluten” no es apto para un celíaco. Tampoco son aptos para la celiaquía los productos a granel, puesto que, pueden contener trazas muy fácilmente. Recuerda, si tienes dudas, lo mejor es que consultes la etiqueta o los listados oficiales de productos con y sin gluten.

No tengas miedo a la celiaquía. Consejos para la manipulación de los alimentos

Lo más importante al preparar un menú gluten free es que no exista una contaminación cruzada con los platos que preparas para el resto de los invitados. Por eso, te recomendamos que prepares las mismas recetas para todos los comensales.  Ante la indecisión, lo preferible es que preguntes a la persona celíaca, ya que, seguro que te podrá asesorar. Para empezar, deberás prestar especial atención a los siguientes aspectos.

Útiles de cocina:

  1. Debes realizar un lavado de manos en profundidad antes de preparar el menú sin gluten. Es mejor que durante este proceso no prepares, simultáneamente, platos que contengan gluten.
  2. Limpia todas las superficies de la cocina, todos los utensilios, y todas las bayetas. No deben quedar ningún resto de migas, harinas, etc. Si te es posible, utiliza trapos o utensilios nuevos.
  3. Intenta lavar con agua y jabón, o en el lavavajillas, todos los útiles que necesitarás. Aunque te parezcan limpios, siempre es mejor volver a hacerlo antes de cocinar. Si bien te parecerá que no es necesario, al estar al lado de utensilios con gluten se pueden contaminar. No debes emplear tablas o instrumentos de madera. Acumulan la suciedad y aunque no lo veamos, podrían contener restos de gluten.
  4. El salero es una fácil fuente de contaminación, así que abre un paquete de sal para ese día. Sin darnos cuenta podemos enharinar una carne, o pescado, y luego coger un poco de sal; ese salero puede contener trazas de gluten.

Limpieza de electrodomésticos:

  1. En cuanto al horno… antes de usarlo debes limpiarlo bien para que no tenga restos de alimentos que contengan gluten. Tampoco es correcto usar la función de aire, se pueden repartir partículas de gluten de preparaciones previas a ese día.
  2. Nunca utilices una tostadora que haya sido utilizada con anterioridad con productos que contengan gluten. Aunque la limpiaras seguiría contaminando los alimentos. Existen unas bolsas para tostar pan en tostadoras donde ha habido pan con gluten anteriormente. Cuestan un poquito de encontrar, así que, si quieres tostar pan sin gluten, mejor hacerlo en una sartén caliente.
  3. En cuanto al microondas, debes limpiarlo previamente antes de poner alimentos. Sin darnos cuenta, los microondas se ensucian fácilmente. Y, por supuesto, nunca calientes un alimento con gluten y otro sin gluten a la vez.
  4. Freidora… ¡Prohibidísima! Si hemos cocinados alimentos con gluten en ella, seguro que estará contaminada. Por mucho que cambiemos el aceite nunca quedará lo suficientemente limpia. Si necesitas freír un alimento, lo mejor es que emplees una sartén, o cazo, aparte.

Además, cuando prepares tu mesa debes recordar que los manteles y servilletas deben estar recién lavados. Aunque estuvieran limpios, si los pones en un cajón con otros manteles que utilices a diario, es posible que se ensucien con migas de pan.

La correcta manipulación e higiene en la cocina es imprescindible para que tus invitados coman con seguridad. Recuerda que “por un poquito de gluten” ¡sí que pasa!

 

¿Qué puedo preparar para mis invitados con celiaquía?

Alguna de las ideas para elaborar un delicioso menú sin gluten es preparar aperitivos gluten free. Puedes optar por elaborarlos a base de Crackers Sin Gluten, o con unas Tortitas sin gluten Vitalday. Encontrarás muchas ideas si consultas nuestras  de aperitivos y canapés.

Después, puedes seguir con un primer plato a base de puré de legumbres, o unas verduras rehogadas con ajo o jamón. Como plato principal puedes optar por una carne o pescado a la plancha, acompañado de ensalada. No es necesario que te prives de un delicioso postre. Prepara un carrot cake o un tiramisú sin gluten, o finaliza tu menú con una fruta de temporada.

 

¡Tus invitados celíacos estarán encantados con tu menú! Y recuerda… ante la duda lo mejor es consultar a tu invitado, seguro que te ayudará a preparar unas deliciosas recetas sin gluten.

Review ¿Invitado con celiaquía? Organiza una cena segura y deliciosa.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se debe poner una puntuación

Comentar

¡Suscríbete a nuestra
newsletter!

Ofertas exclusivas y todas las novedades directamente en tu email