3 recetas sin lactosa para disfrutar en familia

En Gullón te traemos 3 recetas sin lactosa para toda la familia. Así los que tienen problemas con la digestión de la lactosa puedan disfrutar de platos deliciosos como los siguientes.

Menú sin lactosa

Tallarines con pesto de albahaca y brócoli

Ingredientes:

  • 80g de tallarines integrales
  • 100g de brócoli (sin contar el tronco)
  • 20g de albahaca fresca
  • 20g de almendras tostadas sin piel y sin sal
  • 60g de aceite de oliva virgen
  • 1 diente de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Limpia el brócoli, córtalo en pequeños arbolitos y pica el ajo. Saltéalo en una sartén a fuego rápido con un poco de aceite sal y pimienta. Saltéalos durante unos 5 minutos sin que se quemen y, a continuación, apaga el fuego y deja la sartén tapada para que se cuezan con el calor residual. Prepara una olla con agua y una cucharadita de sal para hervir los tallarines. Cuécelos durante unos 7 u 8 minutos para que queden al dente. Cuando estén en su punto, escúrrelos y resérvalos. Una vez tengas los tallarines preparados acaba la salsa. Añade a la batidora el brócoli con el ajo, la albahaca, el aceite y las almendras y tritura hasta que quede bien pequeño. Sirve los tallarines en un plato y añade el pesto por encima.

Esta receta no contiene ningún lácteo, por lo que es apta para personas con intolerancia a la lactosa. Es una versión que añade verduras a la salsa pesto, por lo que, acompañada con una ensalada y pescado, por ejemplo, resulta un plato completo.

Pollo con salsa de champiñones acompañado de coliflor gratinada

Ingredientes:

  • 2 filetes de pechuga de pollo
  • 8 champiñones medianos
  • 100 ml de leche evaporada sin lactosa
  • 100g de arbolitos de coliflor
  • Media cebolla
  • 2 cucharadas de parmesano sin lactosa en polvo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de harina de maíz
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Pimienta

Elaboración:

Pon el horno a calentar a 200 ºC mientras preparas la coliflor. Lava bien la coliflor y córtale los arbolitos. Añádele un chorrito de aceite de oliva, el parmesano en polvo y sal y pimienta al gusto, y mezcla bien hasta que todos los arbolitos estén impregnados con los condimentos. A continuación, repártelos arbolitos en una bandeja de horno protegida con un papel e introdúcela en el horno. Baja la temperatura a 180ºC y deja que se cuezan durante unos 40 minutos mientras preparas el pollo. Pasado este tiempo, sácalas del horno para que no se quemen con el calor residual.

Para empezar con la preparación de la salsa, pica bien el ajo y corta la cebolla a tiras finas. Calienta un chorrito de aceite en una sartén antiadherente y saltea a fuego rápido la cebolla y el ajo durante unos 2 minutos, luego baja el fuego al mínimo y deja que se cocine con la tapa puesta. Mientras se va cociendo la cebolla, lava y corta los champiñones, dos a láminas y el resto pícalos más pequeños. Añade los champiñones picados a la sartén con la cebolla, salpimienta y mezcla. Deja que se vayan cociendo con la tapa puesta y cuando empiecen a soltar agua añade la cucharadita de harina de maíz, la leche evaporada sin lactosa y mezcla. Cuando estén todos los vegetales bien cocinados tritura bien la salsa hasta que quede una textura suave.

En otra sartén saltea los champiñones laminados con un poco de aceite sal y pimienta. Una vez estén en su punto añádelos a la salsa para que se integren, pero esta vez sin triturar. En la misma sartén que has salteado los champiñones laminados, cocina el pollo a la plancha salpimentado.

Cuando el pollo esté cocinado ponlo en un plato y ponle la salsa por encima, acompaña el pollo con los arbolitos de coliflor gratinados y disfruta de tu plato. Puedes complementar este plato con unas Tortitas de arroz integral Vitalday.

Bizcocho de coco

Ingredientes:

  • 150 ml de bebida vegetal de coco
  • 200g de harina de trigo integral
  • 2 huevos
  • La pulpa de un coco fresco rallada
  • 150g de aceite de oliva
  • 1 cucharada sopera de esencia de vainilla sin lactosa
  • 1 sobre de levadura química (15g)

Elaboración:

Pon el horno a calentar mientras preparas la masa del bizcocho, a 180 ºC. Separa las claras de las yemas y pon las yemas en un bol y las claras en otro. Añade a las yemas el aceite, la harina, la leche de coco, la mitad del coco rallado y la levadura, y mezcla bien hasta que todos los ingredientes queden bien integrados. Monta las claras con una pizca de sal y la esencia de vainilla. Cuando las claras estén a punto de nieve agrégalas cuidadosamente, de abajo hacia arriba con movimientos envolventes, y mezcla hasta que quede una masa homogénea.

Engrasa un molde con un poco de aceite de oliva y dispón la masa en el molde. Introduce el bizcocho en el horno unos 30 minutos para que se cueza. Una vez esté cocinado y un poco dorado, apaga el horno y deja que el bizcocho repose dentro del horno mientras se enfría. Finalmente, cuando esté frío espolvorea el resto del coco por encima.

En esta receta se ha sustituido la leche por leche de coco, lo que le aporta más sabor a la receta y da un resultado perfecto.

¡Disfruta con estas recetas libres de lactosa!