Recetas de postres italianos

Recetas de postres italianos

Italia, además de por su pasta, destaca también por tener postres de lo más deliciosas. Desde tiramisú a panna cotta, pasando por el gelato italiano o la cassatta siciliana. ¿Quieres saber cuáles son los postres italianos más deliciosos? ¡No te los pierdas!

Se puede decir que la gastronomía italiana es la más famosa e imitada del mundo. Es fácil encontrar restaurantes italianos en cualquier parte del mundo. Los italianos son famosos por su pasta y su pizza, pero también por sus postres. La riqueza en variedad de la cocina italiana recae en la diversidad del país. Italia tiene muchas culturas diferentes en las distintas regiones. A continuación, os presentamos algunos postres emblemáticos italianos que seguro que os suenan.

4 recetas de postres italianos

Si solo los habéis oído nombrar y nunca los habéis probado, poneos en marcha, ya que algunos son bien sencillos de preparar y el resultado, ¡delicioso!

Receta de pannacotta

Ingredientes:

3/4 litros de nata líquida, 1 vaina de vainilla abierta, 75 g de azúcar, la piel entera de un limón lavado, 5 láminas de gelatina blanca, Salsa o puré de fresas, y galletas digestive.

Preparación:

En una cacerola, cocer la nata con la vainilla, el azúcar y la piel de limón. Revolviendo con frecuencia, dejar que hierva 15 minutos. Apartar la cacerola del fuego, retirar la vaina de vainilla e incorporar de nuevo a la nata caliente la pulpa adherida. Quitar la piel de limón.

En agua fría, poner a remojo las láminas de gelatina, escurrirlas bien y fundirlas en la nata todavía caliente. Lavar los moldes con agua fría. Rellenarlos con la crema de nata y dejarlos que se solidifiquen en el frigorífico durante 5-6 horas como mínimo. Trocear las galletas digestive y mezclarlas con la salsa de fresa. Retirar la panacota del frigorífico y añadirle la salsa de fresa con la galleta troceada.

 

Receta de cassatta siciliana

Ingredientes:

500 g de queso ricota, 300 g de fruta confitada, 250 g de azúcar, 200 g de confitura de albaricoque, 100 g de chocolate y 50 g de pistachos 6 galletas creme tropical.

Para el bizcocho:

150 g de harina, 150 g de azúcar, 25 g de mantequilla, 5 huevos, sal y azúcar en polvo.

Preparación:

Para elaborar el bizcocho: montar las yemas con el azúcar. Añadir poco a poco la harina y seguir mezclando durante 15 minutos. Incorporar la mantequilla fundida y la sal. Montar a punto de nieve las claras y añadirlas a la mezcla. Verter en un molde engrasado y hornear 30 minutos a 180º C. Dejar enfriar. Cuando esté el bizcocho listo, cortarlo en 3 discos. Uno de ellos lo ponemos en el fondo de un molde. Cortar otro disco en tiras de 1 cm para forrar los bordes del molde. Reservar el tercero. En un cazo, añadir la confitura de albaricoque y agua y calentar. Empapar el bizcocho del molde con esta mezcla.

Para elaborar la fruta: hervir agua y azúcar hasta obtener un jarabe. Juntar este jarabe con el queso ricotta y mezclarlos. Incorporar las galletas troceadas, parte de la fruta confitada cortada en dados y los pistachos. Mezclar bien. Volcar esta mezcla sobre el bizcocho y dejar enfriar en la nevera como mínimo una hora.

Sacar de la nevera y tapar con el disco de bizcocho restante. Bañar con un poco más de la mezcla de confitura de albaricoque y agua. Rallar las galletas creme tropical y mezclarlas con el azúcar. Espolvorear con la mezcla y decorar con el resto de las frutas confitadas.

 

Receta de tiramisú en copa

Ingredientes:

200 g de galletas digestive Gullón sin gluten, 50 g de nata líquida, 75 g de leche, 30 g de azúcar moreno, 2 yemas de huevo, 1 huevo entero, 250 g de mascarpone, 1 hoja de gelatina, 100 ml de café líquido, 20 g de azúcar, 10 g de licor amaretto, cacao en polvo.

Preparación:

Puedes ver la preparación en este vídeo:

 

Receta de gelato de fresas

Ingredientes:

750 ml de leche, 5 yemas, 200 g de azúcar, 1 cucharadita de esencia de vainilla,1 taza de puré de fresas y 6 galletas wafer mix de avellana.

Preparación:

Poner una olla amplia llena hasta la mitad con agua a hervir. En un bol batir las yemas con el azúcar hasta obtener una crema espesa, espumosa y de color blanco. Aromatizar con la esencia de vainilla. Colocar la leche en un cazo y calentar fuego bajo. Antes de que comience a hervir, retirar del fuego. Incorporar la leche de a poco y con cuidado a las yemas, sin dejar de batir. Colocar el bol en la olla con agua hirviendo a fuego suave. Continuar removiendo con cuchara de madera hasta que la crema cubra el dorso de la cuchara. Este proceso toma alrededor de 15 minutos. Dejar que la preparación entibie un poco antes de añadir el puré de fresa. Congelar la mezcla durante 3 horas. Al retirarlo incorporar los barquillos wafer en el helado y dejarlos unos minutos fuera de la nevera antes de servir.

 

Sorprende a los tuyos con unos deliciosos postres. Hay recetas para todos los niveles. No dudes un momento más y ponte manos a la obra. Disfruta cocinando estos postres que tus comensales seguro que estarán encantados.

Últimos artículos