Te damos claves para una Semana Santa con niños

Te damos claves para una Semana Santa con niños

¿Buscas planes para estas vacaciones de Semana Santa con niños? ¿tus hijos te preguntan cada día cuando llegarán? Nuestros pequeños ven un universo infinito de posibilidades en todo lo que les rodea. Ya no sólo necesitan algo que les distraiga, sino que intentan descubrir todo su mundo, ya que su curiosidad es innata. Así que, cada día puede ser emocionante para ellos si dejamos que su creatividad vuele. Pero, nosotros debemos acompañarlos en este camino, solo tenemos que dejarles crear, ver, y encaminarles.

Ahora que empezarán las vacaciones de Semana Santa, podemos aprovechar para estar a su lado invirtiendo tiempo de calidad en ellos. Imaginemos nuevos planes y actividades para no aburrirnos. Aunque a menudo la mejor diversión está más cerca de lo que imaginamos, en las pequeñas cosas ¿Empezamos a planear nuestra Semana Santa con niños?

Aprovechemos el tiempo de descanso con nuestros pequeños

Os recomendamos que disfrutéis de la posibilidad de realizar planes de Semana Santa en familia. Es un tiempo de descanso del estrés del trabajo, pero, además pasar tiempo de calidad con los tuyos te ayudará a fortalecer los lazos con ellos. Nos alejamos de la rutina construyendo experiencias muy valiosas para el futuro. Además, ni siquiera es necesario que viajemos, ni tan siquiera que salgamos de casa. Podemos planificar múltiples actividades con mucha imaginación y creatividad. Y si no tenemos nuevas ideas, seguro que los niños nos ayudarán en la planificación.

Pero ¡no te olvides de dejarles descansar! Los niños tienen mucha energía, pero también necesitan tiempo para recuperarse de sus rutinas diarias. Aunque no lo parezca ellos también se estresan y necesitan tiempo de relax. Pero ¡divirtámonos todos juntos planificando esta Semana Santa con niños! Veamos 5 planes para realizar actividades con niños.

Planes divertidos para una Semana Santa con niños

Esta Semana Santa será diferente, pero puede estar cargada de alegría, aventuras y trabajo en equipo.

1.      Hacer huevos de chocolate en nuestra Semana Santa con niños

Aprovechando que estamos en casa podemos abrazar la tradición americana de los “huevos de Pascua”. Aunque lo más importante en este caso no será esconderlos, sino crear alegres diseños pintados a mano. Puedes hacer tus creaciones con huevos de gallina, o utilizar unos dulces huevos de chocolate. ¡Un día es un día!

Los puedes decorar con colorante alimentario, o pintura de manos, con los colores que más te gusten. Pero si son de chocolate podrás decorarlos con múltiples toppings. Lo importante es poner la creatividad modo “on”.

2.      Volar sin salir de casa

Actualmente es difícil viajar, pero podemos recordar los sitios en los que hemos estado. Cuando éramos pequeños nuestros padres creaban álbumes de nuestros viajes o excursiones. Ahora con la tecnología ya no generamos estos recuerdos de forma física, pero, tal vez sea el momento de retomar esta práctica.

Sin embargo, no se trata sólo de que recopilemos fotos, sino de reforzar los recuerdos, de viajar en el tiempo. Mientras que buscamos fotos les explicaremos historias del viaje que tal vez no recuerden. Les dejaremos decorar: pueden poner el nombre de los sitios, las personas que fueron al viaje, etc… Incluso si buscamos información de cada sitio les enseñaremos cosas nuevas: historia, platos populares, fiestas…Se aprende mucho si la materia es divertida.

3.      Diversión al aire libre

La práctica del ejercicio es necesaria para el desarrollo infantil, por lo tanto, si tienes posibilidades deberíais realizar al menos 30 minutos de actividad física diaria. ¿tienes cerca de tu hogar una zona verde? Pues si hace buen tiempo ni te lo pienses, déjales correr, explorar, y sobre todo disfrutar del aire libre. O plantéales hacer una pequeña ruta… ¿Y por qué no ir en bici? Atrévete a sentirte como un niño.

4.      Seamos más sostenibles con nuestro planeta

Es importante tomar consciencia de la necesidad de cuidar del medio ambiente, y nada mejor que hacerlo desde niños. Tomemos durante estos días un momento de reflexión y calma para enseñar a nuestros hijos la necesidad de ser más sostenibles.

Una manera de tomar consciencia es enseñarles a reciclar, pero, sobre todo, debemos ayudarles a reducir y reutilizar. ¿Cómo lo hacemos? Podemos hacer manualidades con aquellos plásticos y cartones que vamos a desechar. Transformemos la camiseta que ya no nos gusta dándole una segunda vida. Si cambiamos nuestros hábitos cambiaremos el planeta.

5.      Crea tu propio programa de cocina

Son muchos los niños que han empezado a interesarse por la cocina, y preparar platos y recetas es, y esa es una excelente forma de adquirir hábitos saludables.

A los más pequeños del hogar les entusiasma la idea de jugar con los alimentos. Pueden probar nuevas texturas, nuevos alimentos, colaborar entre ellos, hacer competiciones…en definitiva desarrollar su propia obra maestra. Incluso podéis hacer las recetas que os proponemos en este artículo.

Lo más importante es que dejéis volar vuestra imaginación, tenéis muchas posibilidades a vuestro alcance. Pero realmente lo importante es pasar tiempo de calidad con los tuyos y, sobre todo, con los más pequeños. Las vacaciones de Semana Santa con niños son una excelente oportunidad para huir de la rutina, del estrés diario y construir experiencias valiosas.

Últimos artículos