¿Qué es la intolerancia al sorbitol?

En los últimos años la preocupación por las alergias y las intolerancias a los alimentos ha aumentado mucho. Seguro que alguna vez habrás coincidido con alguna persona que padece alguna de ellas. Pero ¿sabemos realmente qué es cada cosa? Reacciones adversas a alimentos hay diferentes, entre ellas se encuentra la intolerancia al sorbitol. ¡Descubre con nosotros en qué consiste!

¿Es lo mismo una alergia que una intolerancia?

La verdad es que no. No es lo mismo tener alergia a un alimento que ser intolerante, y es importante saberlo diferenciar, ya que las complicaciones relacionadas con cada una de ellas no son las mismas.

Está claro que en ambos casos se trata de una reacción adversa, es decir, una respuesta anormal de nuestro cuerpo al haber comido un alimento concreto. Pero hay una diferencia muy clara entre ellas. Mientras que en la alergia alimentaria siempre intervienen los anticuerpos de nuestro sistema inmune, en la intolerancia no, tan sólo hay malabsorción y problemas digestivos. Por este motivo, una intolerancia también se denomina hipersensibilidad a los alimentos no alérgica.

¿Qué es el sorbitol?

El sorbitol es un azúcar que se encuentra de forma natural en algunas frutas (manzana, pera, ciruelas, higos, pasas, albaricoque, cerezas, fresas…), vegetales (champiñones, coliflor…) y algas rojas. Sin embargo, también lo puedes encontrar como edulcorante.

¿Qué es la intolerancia al sorbitol?

La intolerancia al sorbitol aparece, principalmente, en personas genéticamente predispuestas. Se trata de una reacción del cuerpo frente a un alimento que contiene sorbitol, produciendo una malabsorción de este nutriente, que acaba dando lugar a síntomas digestivos como dolor abdominal, gases, diarrea… En estos casos, el tratamiento consiste, principalmente, en reducir la cantidad de sorbitol de la dieta hasta niveles que no produzcan malestar, siempre con la supervisión de un especialista.

Además, en ocasiones suele estar relacionado con otras alteraciones como, por ejemplo, la intolerancia a la fructosa.

Aunque no se padezca intolerancia al sorbitol debes saber que, si una persona consume un exceso de este nutriente (20-25g/día) puede llegar a tener diarrea y, en niños incluso con menos cantidad.

¿Cómo saber si un alimento contiene sorbitol?

Aunque el sorbitol se encuentra de forma natural en determinadas frutas y verduras, también se añade a algunos productos para mejorar algunas de sus características. Como por ejemplo para espesar. Se indica en el listado de ingredientes, también como e-420.

Leer la etiqueta de los alimentos es importante para todas las personas. Pero se convierte en algo imprescindible para aquellas que tienen que llevar a cabo una dieta con restricción de algún nutriente o alimento.

En el caso de la intolerancia al sorbitol, como ya hemos comentado, se debe reducir el consumo de este nutriente, por lo que será imprescindible leer bien la información de los alimentos que se van a consumir para descubrir si contienen o no este componente.

Saber diferenciar las intolerancias alimentarias es importante, ¿has tomado nota?

Últimos artículos