En invierno naranjas

Por qué escoger alimentos de temporada

Muchos habréis oído alguna vez que se debería incluir en nuestra alimentación diaria productos de cada estación. Pero ¿por qué escoger alimentos de temporada? ¿Qué propiedades tiene? ¿Cuáles son sus beneficios? Si quieres conocer la respuesta y saber más sobre estos alimentos, ¡no dejes de leer!

Qué son los alimentos de temporada

La naturaleza es muy sabia y cada estación del año nos ofrece unos alimentos u otros. Estos son los alimentos de temporada, aquellos que crecen según la estacionalidad en la que nos encontramos: invierno, primavera, verano u otoño. Estos alimentos se componen de nutrientes y otras sustancias según la humedad, la temperatura y el entorno en general.

Propiedades de los alimentos de temporada

Los alimentos de temporada nos permiten variar nuestra dieta a lo largo del año. Se trata de un aspecto muy interesante para evitar la monotonía en el consumo de diferentes grupos como las frutas y verduras. Además, sus propiedades nutricionales se adaptan a la época del año que nos encontramos. De esta manera, al invierno se acompaña con alimentos más calóricos y concentrados nutricionalmente. Mientras que en verano suelen contener más cantidad de agua para contribuir a la hidratación en los días de calor. Asimismo, los alimentos de primavera y de otoño resultan una época de transición de las otras dos estaciones. ¿Interesante, verdad? ¡Veamos algunos ejemplos!

Alimentos de invierno

Dentro de los alimentos de invierno encontramos las mandarinas y las naranjas, los guisantes y la alcachofa, por ejemplo.

Alimentos de primavera

En primavera empiezan a colorearse las frutas siendo las fresas las grandes protagonistas. También encontramos albaricoques y algunas verduras y hortalizas como los espárragos verdes.

Alimentos de verano

Encontramos frutas y verduras muy coloridas, bajas en calorías y muy ricas en agua. La sandía, el melón, el melocotón o el rábano rojo son ejemplos de alimentos típicos de esta estación.

Alimentos de otoño

Empiezan a coger colores más oscuros al tiempo que van bajando las temperaturas, perdiendo líquido y concentrando más todos sus nutrientes. El aguacate, el caqui y las uvas empiezan a coger protagonismo, pero los reyes del otoño son las setas.

Es cierto que cuando hablamos de alimentos de temporada nos centramos en las frutas, las verduras y las hortalizas. La mayoría se encuentran durante todo el año. Pero también algunas carnes y pescados se podrían clasificar según la estacionalidad en la que los encontramos en mayores cantidades. Por ejemplo, en primavera, las aguas empiezan a aumentar sus temperaturas. Algunos pescados como el boquerón, suben a la superficie a alimentarse y reproducirse, permitiendo un aumento de la oferta de éstos en los mercados.

Beneficios de escoger alimentos de temporada

La elección de alimentos de temporada destaca por:

Mejora de las propiedades organolépticas

Los alimentos de temporada son más intensos en cuanto a su sabor, aroma, textura y color, pues se encuentran en su momento perfecto de recolección.

Incremento de sus propiedades nutricionales

Se encuentran en el momento máximo de maduración y de mayor cantidad de nutrientes en relación a otras épocas del año.

Mayor sostenibilidad

En la producción de alimentos de temporada se respeta su ciclo natural de crecimiento, aspecto que contribuye positivamente a una mayor sostenibilidad del medio.

Mejor precio

Los alimentos de temporada aumentan la oferta según la época del año, por lo que el mercado disminuye sus precios para respetar la ley de la oferta y la demanda. Además, se contribuye a potenciar el mercado local y de proximidad.

Sigue una alimentación saludable que incluya alimentos de temporada y varía tus platos durante todo el año. Combinándolo con otros hábitos como la actividad física, un buen descanso y disfrutar de tiempo de ocio para llevar un estilo de vida saludable.

Y tú, ¿escoges alimentos de temporada?

Últimos artículos