frutas y verduras de verano

Frutas y verduras de verano

¿Sabes cuáles son las frutas y verduras de verano? Si aún no las conoces, en este artículo te explicamos algunas características y curiosidades de unas cuantas frutas y verduras de esta estación. Recuerda que, como ya te explicamos, escoger alimentos de temporada reduce el precio del producto e incrementa las propiedades nutricionales entre otros muchos beneficios.

Frutas de verano

Higo

El higo es una inflorescencia de la familia de las moráceas. Su forma recuerda a la de una pera con piel gruesa y morada o verde y pulpa blanca o rosada. Los higos frescos se recolectan en verano e inicios de otoño, pero los higos secos se pueden consumir durante todo el año, ya que gracias al desecado se conservan mejor. Es una de las frutas con mayor contenido de azúcar, aunque también es destacable su contenido de fibra. En cuanto a vitaminas y minerales, las cantidades no son demasiado elevadas, pero sí se acentúa la presencia de vitamina B6 y de potasio.

Albaricoque

El origen de los primeros cultivos de albaricoque se localiza en China, aunque actualmente se puede disfrutar de este dulce y jugoso fruto prácticamente por todo el mundo. El albaricoque es muy rico en agua y no contiene grasas. El macronutriente predominante son los azúcares, principalmente en forma de fructosa. Entre sus vitaminas destaca la vitamina C, pero también los betacarotenos, que el organismo los transforma en vitamina A. Además de la vitamina C, también contiene ácidos orgánicos antioxidantes que potencian la acción de esta vitamina.

Cerezas

Las cerezas son la única fruta de hueso que, si la recolectas antes de tiempo, no madura fuera del árbol. Son muy ricas en agua y azúcares simples. En cuanto a micronutrientes las cantidades en general son bajas. Entre los que destacan más se incluyen la vitamina C, vitaminas del grupo B, ácido fólico y potasio. También contienen otras sustancias interesantes como las antocianinas, responsables de la intensa coloración.

Ciruelas

La ciruela pertenece a la familia de las rosáceas, tiene una forma redondeada con un diámetro que puede llegar hasta los 7 cm. Existen distintas variedades de ciruelas que difieren en cuanto a color y sabor. Son muy ricas en agua, prácticamente no contienen proteínas y no contienen grasas. El aporte de vitaminas y minerales no es muy alto, aunque contienen otros compuestos como las antocianinas o ácidos orgánicos que destacan por su actividad antioxidante.

Verduras de verano

Judía verde

Las judías verdes son el fruto inmaduro de las plantas leguminosas a partir de las cuales se obtienen las judías. Existen distintas variedades con distintas forma, tamaños y colores. Aunque actualmente se cultivan durante todo el año en invernaderos, su cultivo tradicional empieza con la siembra en primavera y la finalización del ciclo de la planta en otoño. Las judías son muy ricas en agua y en su composición predominan los glúcidos. Son fuente de yodo y tienen un alto contenido en ácido fólico y vitamina C.

Pepino

El pepino pertenece a la familia de las cucurbitáceas y es originario del sur de Asia. Actualmente es una de las hortalizas más producidas en el mundo. Existen diferentes variedades y tamaños de pepino y, aunque su temporada de recolección es en verano, se pueden consumir durante todo el año gracias a los invernaderos y las conservas. Su contenido en agua puede superar el 95% del producto, lo que significa que es muy pobre en nutrientes, de hecho, apenas supera las 10 kcal por 100g de pepino. Los nutrientes más destacados son el ácido fólico y la vitamina C, aunque en cantidades muy pequeñas.

Espinacas

Al igual que pasa con otros vegetales, de espinacas existen 2 variedades, una de invierno y otra de verano. La única diferencia que tienen entre ellas es que la forma de la hoja es un poco distinta. Pero en cuanto al contenido nutricional son semejantes. Las espinacas son muy ricas en agua y tienen un alto contenido en fibra y proteínas. Aunque la cantidad de grasas es realmente escasa, entre ellos predominan los ácidos grasos omega 3. En cuanto a micronutrientes son fuente de potasio, vitamina E y vitamina A y tienen un alto contenido en hierro, ácido fólico y vitamina C.

Tomate

El tomate tiene es de origen sudamericano. Existen un gran número de variedades de tomate, entre las que puede variar el color, la forma, el tamaño y el sabor. Es muy rico en agua y en su composición predominan los glúcidos. Entre los micronutrientes destacan la vitamina C y la vitamina A, aunque puede variar la cantidad según la variedad. También contiene otras sustancias muy interesantes para el organismo como el licopeno y los carotenos, que son los responsables de las intensas coloraciones del tomate.

¡Disfruta de los alimentos de temporada y todas sus propiedades! ¡Aprovecha para comer más frutas y verduras en verano!

Últimos artículos