Cuida tu piel en los primeros días de playa

Cuida tu piel en los primeros días de playa

Con el calor empiezan los días de playa y como sabes hay que tener un cuidado especial de la piel, sobre todo los primeros días. Hoy te damos algunos consejos para que los tengas en cuenta en el inicio de esta temporada.

Consejos para cuidar tu piel

Uso de protector solar

Siempre que vayas a exponerte al sol debes aplicarte protector solar. Más o menos una media hora antes de la exposición y luego cada dos horas, aunque es mejor aumentar la frecuencia de aplicación del protector. Sobre todo, en los primeros días de verano, en que empezamos a usar pantalones cortos y camisetas de manga corta y tirantes, sería recomendable aplicarse protector solar en las zonas descubiertas.

En los primeros días procura no ir a la playa las horas de más sol, es decir, desde las once de la mañana hasta las cinco de la tarde. Los rayos del sol a estas horas son mucho más agresivos, y tu piel no está acostumbrada al sol después del largo invierno. Puedes empezar yendo a la playa las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde y, aunque el sol no sea tan fuerte como a medio día, es necesario que te apliques el protector solar con más frecuencia de lo normal.

Si te bañas en el mar, aunque la mayoría de los protectores aseguran que son resistentes al agua, es mejor que te seques la piel y te vuelvas a aplicar el protector, ya que en el agua puedes haber perdido una parte, y en el agua el efecto del sol es mayor.

También tienes que tener un especial cuidado con la piel facial, ya que esta zona es más delicada, y deberías usar protectores especializados.

Uso de loción hidratante

Cuando hayas terminado la exposición solar, lo mejor es lavar bien la piel para eliminar los restos de protector solar y que apliques una loción hidratante y calmante para después del sol. Esto ayudará a mejorar la hidratación de la piel después de la exposición al sol, ya que habrá evaporado más agua de lo habitual, y tendrá que recuperarla.

La loción que escojas debería ser con base acuosa, para evitar que la piel produzca más grasa y se forme una película de grasa en la piel. Algunas lociones de este tipo llevan ingredientes como el aloe vera, que pueden contribuir a calmar el quemazón de la piel.

Si eres de las personas calurosas, puedes tener tu loción hidratante en la nevera, para que cuando te la apliques te refresque la piel que seguramente estará caliente por la exposición solar.

Importancia de la buena hidratación

Para que la piel esté bien hidratada no solo es necesario aplicarle lociones hidratantes, sino que también es importante beber suficiente líquido. En verano evaporamos mas agua a través de la piel, y si además la exponemos al sol, la evaporación es mayor. Por lo que es muy importante reponer el agua que evaporamos, y aunque la bebida principal tiene que ser el agua, también puedes utilizar otras bebidas para hidratarte, como infusiones, té helado, aguas saborizadas con frutas, zumos naturales, bebidas vegetales, smoothies vegetales…

Alimentos que incluir en los primeros días de playa

Los alimentos antioxidantes pueden ayudar al cuidado de la piel de forma interna. Después de la exposición solar, la piel se ve resentida, y necesita regenerar células. Los alimentos antioxidantes pueden contribuir a la regeneración celular de la piel. Por tanto, incluir alimentos ricos en antioxidantes como pueden ser la vitamina C y A, u otros componentes como la biotina, la vitamina B2 y B3, que también pueden ayudar al cuidado de la piel.

Otros objetos o complementos que no puedes olvidarte en casa

A parte de los dos objetos imprescindibles para ir a la playa, la crema solar y la toalla, hay algunas cosas que puedes llevarte para ayudar a refugiarte del sol como las gafas de sol, un sombrero o gorra y agua suficiente. Además, si vas a estar varias horas también puedes llevar una sombrilla, para no estar tanto rato expuesto al sol de forma continuada.

¡No esperes más, prepara la bolsa y aprovecha el buen tiempo!

Últimos artículos