Conoce los superalimentos de tendencia 

En los últimos años, la palabra “superalimentos” se ha convertido en tendencia. Por ello, los supermercados se han llenado de estos productos, ya que la demanda cada vez es mayor. Semillas que pretenden curar el cáncer, bayas que previenen enfermedades cardiovasculares, o tisanas a base de plantas que combaten la depresión… Nos ofrecen tantos supuestos beneficios, que continuamente aparecen nuevos superalimentos de algún país exótico que permiten el “milagro” de hacernos superhéroes solo al tomarlos… 

Baobab, chlorella, açai, maka, noni, mangostán, kale, jengibre, cúrcuma, té de maca, aceite de coco, espirulina, quinoa, bayas de goji, semillas de chía: cada vez hay más productos de nombre extraño y procedencia casi siempre exótica. Se amontonan en los estantes de tiendas de alimentación y supermercados a la espera de su introducción en nuestra dieta. Pero ¿por qué tienen tanto éxito este tipo de alimentos? ¿Es verdad que tienen poderes milagrosos para aquellos que los consumen? Todo esto y más lo podrás saber con nosotros. 

 

¿Es necesario consumir superalimentos o superfoods?  

No existe una definición científica de lo que es un superalimento, sino que dicha definición o categoría proviene del marketing alimentario. Por eso, muchos expertos tienen dudas de si algunos de estos productos poseen tantas propiedades especiales como se indica.  

En general, no hay evidencias científicas que confirmen las virtudes de estos alimentos. Los nutricionistas aseguran que ningún producto en sí puede ser un superalimento y que solo una dieta saludable debe ser aquella que es equilibrada y variada. Y en esta dieta equilibrada pueden incluirse estos superalimentos, ya que por su tamaño reducido son muy fáciles de consumir. De hecho, no suelen comerse solos, sino que habitualmente ya se incluyen en ensaladas, yogures, batidos, postres, leche y cremas. 

Recordemos que todos los nutrientes que necesitamos a diario se consiguen mediante una buena alimentación.  

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte a todos aquellos que compran este tipo de alimentos, que no existe ningún milagro. Por lo tanto, la clave para que los superalimentos funcionen, es tener una dieta equilibrada.  

Si quieres saber más sobre los alimentos que ayudan a mantenernos y te dan los nutrientes necesarios, te aconsejamos observar nuestro artículo 3 recetas de primavera con alimentos de temporada. 

 

¿Mito o realidad? 

Con el tiempo, muchos de estos superalimentos exóticos se convertirán en normales. Pero cómo toda novedad provoca tanto rechazo cómo entusiasmo. Por ejemplo, cuando llegaron las patatas desde América, las consideraron cómo la solución a los problemas de hambruna, y cómo el veneno que los mataría. Otra prueba fue la banana, el primer superalimento “exótico”. Alguien escribió en 1900 sobre sus ventajas «un alimento aislado por la naturaleza en un envoltorio a prueba de gérmenes». Hoy en día, ese primer superalimento está totalmente incluido en la dieta. 

Hoy en día la historia se repite y muchos de estos superalimentos irrumpen en la sociedad. A unos les parecen simplemente una moda y otros creen que son los “salvadores de nuestra salud”. Es crucial que no te dejes seducir por las propiedades milagrosas que en ocasiones prometen, y que tengas claro, bajo evidencias científicas, qué pueden aportar y qué no a tu alimentación. Los nutricionistas aseguran que ningún producto en sí puede ser un superalimento y que una dieta saludable debe ser equilibrada y variada. 

En general, los superalimentos son alimentos exóticos con los que no estamos familiarizados. Suelen ser semillas, bayas, productos en polvo… que podemos añadir a nuestros menús. Pero no son “alimentos inventados”, son productos que se usan en otras partes del mundo. 

 

Ejemplos de superalimentos  

Veamos algunos de estos productos de tendencia: 

Chía 

Estas semillas de origen mexicano destacan por su contenido en grasas saludables. Es importante reconocer su un alto valor biológico por su proteína y su fibra, especialmente fibra soluble, que tiene un gran poder saciante. 

Quinoa 

Es un pseudocereal que proviene de Sudamérica. Está libre de gluten, por lo que es apto para personas con celiaquía. Posee un alto nivel de proteínas vegetales y fibra. 

Kale 

Es un vegetal con un alto contenido en fibra. Suele comerse en ensaladas o en zumos nutricionales, por medio de sus hojas verdes. ¿Todavía no lo has probado? Te la recomendamos… 

Si te ha gustado este apartado, te recomendamos echarle un vistazo a nuestro artículo sobre la quinoa. 

 

Superalimentos: Crackers de Gullón  

Hay muchas formas de comer quinoa y chía, como por ejemplo en ensalada o utilizarla en el desayuno como si fuera un cereal cualquiera. 

O puedes degustarlas en los crackers de Gullón que están compuestos de 2 ingredientes que se incluirían actualmente en los denominados superalimentos: la quinoa y la chía. ¿Todavía no has probado esta delicia? Todo lo bueno del snack y todo lo bueno de los nutrientes al mismo tiempo. 

 

No existen alimentos milagrosos, pero sí tenemos evidencias científicas de las ayudas que nos ofrecen algunos alimentos para sentirnos mejor, o alcanzar nuestra dieta equilibrada. No nos olvidemos de ellos… ¿Te los apuntas?