TRUCOS PARA ESTUDIAR, CONCENTRARSE Y MEMORIZAR MEJOR

¿Te gustaría aprovechar al máximo el tiempo que dedicas al estudio y que nada te distraiga? Te explicamos 10 consejos para mejorar la atención y evitar distracciones cuando estudias.

¿Te ha pasado que dedicas más de 3 horas intentando estudiar y solo has llegado a la mitad de tus objetivos? Eso es porque tu mente está distraída y no has podido concentrarte como deberías. Los grandes obstáculos de la pérdida de atención son: el cansancio, la motivación, no saber organizarse, querer hacerlo todo a la vez o haber estado más tiempo en las redes sociales del que deberías. ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestras sesiones de estudio?

1. Pausas y descansos

Una de las primeras reglas que debes adoptar para estudiar mejor es no memorizar durante horas. La mente se cansa si hacemos largas jornadas y baja nuestro rendimiento. Al final, acabas recordando mucho menos de lo propuesto.

Por esto es imprescindible realizar pausas entre las diversas horas de estudio. Los expertos destacan que no es factible mantener la concentración durante más de una hora. Lo ideal es (cada 50 minutos) hacer algo de ejercicio, andar, salir a dar una vuelta, por ejemplo, y así desconectar para volver a “conectar” donde lo habíamos dejado. Tendremos más ganas, estaremos más motivados y el aprendizaje será siempre mejor.

2. El ambiente, un lugar tranquilo

Busca un lugar en el que te sientas relajado y que permita que puedas concentrarte. Muchas personas están en su habitación con luz tenue, pero otras ahí ven una constante distracción, mientras que otras se van a la biblioteca porque el silencio les ayuda a memorizar. Debes encontrar tu espacio ideal, que invite a la calma, a la quietud; con luz natural, sin ruidos, ordenado, el perfecto para ti.

3. Fuera móviles y otras distracciones

En el momento del estudio, hay que desconectar todas aquellas cosas que nos pueden distraer, como el móvil, la televisión, la Tablet, el WhatsApp… solo debes responder a las llamadas que sean urgentes. Especifica a las personas que conoces que vas a estar concentrado para que nadie ni nada te distraiga, ya luego podrás responder a los mensajes y ver las notificaciones que se han quedado pendientes.

4. Sin planificación, no hay estudio

Aunque cada persona es un mundo y de la misma manera que el lugar para estudiar será distinto para ti que para tu vecino, cada uno tiene su propia organización.

Necesitas planificar: qué estudiarás primero, de qué forma, ¿tienes toda la información?… todo esto se hace una montaña. Necesitas un calendario, con un horario de estudio y unos objetivos fijados. Allí estarán las tareas a realizar, tus descansos y las materias a estudiar ese día. Si vas logrando cada tarea completada, verás que tendrás mayor motivación, incluso podrás darte una especie de “premio” a medida que lo vayas consiguiendo.

5. Dormir las horas esenciales 

Es una de las reglas esenciales para estudiar. Muchos creen que es mejor dormir menos horas y así podrás estudiar más tiempo. Esto está totalmente desaconsejado. Si estamos cansados, no rendimos. Tienes que dormir una media de 8 horas para estar fresco y poder concentrarte mejor. En otro artículo te contamos trucos para dormir en época de exámenes.

6. Alimentarse correctamente

Es esencial que comas de forma sana y natural durante los días de estudio (y durante todo el año). Necesitas alimentos ricos en vitamina A, B, C y D, además de los ácidos grasos, como el Omega-3 y Omega-6. También necesitas minerales y vitaminas. Lo ideal es tomar comidas ligeras, nada pesadas porque te costará concentrarte y tendrás más sueño del normal.

Por otro lado, si bebes cafeína que sea en su justa medida, prueba también con las infusiones. Deja de lado el alcohol y bebe abundante agua para estar bien hidratado.

7. Practica la meditación y relax

Frente al estrés, nada mejor que dejar la mente en blanco y relajarse. Va muy bien hacerlo antes de estudiar, es decir, a primera hora de la mañana. Es un truco que usan muchos de los emprendedores con más éxito. Se levantan pronto, meditan unos minutos y luego se concentran mejor en sus tareas diarias. En otro artículo tenemos cómo practicar el mindfulness.

8. Practicar ejercicio

Además de que permite eliminar el sedentarismo, el ejercicio relaja nuestra mente y hace que nos mantengamos activos. Permite también descansar mejor, sobre todo si vemos que en estos días de duro estudio nos cuesta dormirnos. Descubre 10 beneficios que te aporta el deporte.

9. ¿Cómo potenciar la memoria?

La clave está en entrenar la mente. Hay muchos sistemas que permiten memorizar mejor, debes encontrar el tuyo. Estas son las técnicas más aplicadas:

  • Ejercicios de memoria fotográfica con colores en los textos
  •  Memorizar a base de canciones
  • Subrayando lo importante
  • Ejercicios de cadenas de palabras, etc
  • Soluciona antes tus temas pendientes

A veces no va a ser posible, pero siempre que puedas, soluciona los temas pendientes personales antes de estudiar porque tu cabeza ser irá hacia ellos y te distraerán.

Esperamos que estos 10 truquitos te ayuden a que tus sesiones de estudio les saques más rendimiento. ¿Tienes algún otro consejo? ¡Compártelo con la comunidad!