5 mitos sobre la alimentación

¡No comas fruta de postre que engorda! ¡Estás loco, nunca cenes hidratos de carbono! No pasa nada porque es “light” … Seguro que alguna vez habrás oído alguna de estas expresiones y es que, sin darnos cuenta, montones de mitos alimentarios se han hecho hueco entre nosotros. Pero ¿hasta qué punto son ciertas estas creencias alimentarias? Coge lápiz y papel y toma nota, vamos a desmentir algunas de ellas.

5 creencias populares falsas sobre alimentación

Beber agua durante las comidas engorda

Por sus características el agua es una bebida acalórica, es decir, no aporta calorías a nuestra dieta, por lo que tomarla durante la comida no va a hacer que engordes. De hecho, estar bien hidratados es imprescindible, puesto que buena parte de las funciones de nuestro cuerpo no pueden realizarse sin ella.

Los productos “light” adelgazan

Actualmente, tenemos a nuestra disposición una gran oferta de productos denominados «light». Pero, ¿qué son realmente estos productos? ¿Realmente ayudan a adelgazar? Para poder afirmar que un producto es «light» es necesario que se haya reducido, como mínimo, el 30% las características que hacen que ese alimento sea ligero. Pongamos un ejemplo, solo podremos denominar a una mayonesa “light” si le hemos reducido el 30% de las calorías que nos aportaría si fuera una mayonesa normal y corriente, o si le hubiéramos eliminado un 30% de las grasas que nos aportaría… No obstante, que un alimento nos aporte menos energía, azúcares o grasas no es sinónimo de “que vaya a adelgazar”, puesto que continúa aportando nutrientes y energía. Incluso, puede pasar que al reducir la cantidad de un nutriente para compensar el sabor o la textura, se añadan otros, volviendo a desequilibrar la balanza. No debemos caer en el típico: “como es un producto light no me va a engordar” porque, en ocasiones nos confiamos y terminamos consumiéndolo en exceso y aportando igual o más calorías, grasas o azúcares a nuestro cuerpo. Debemos aprender a leer bien las etiquetas de los alimentos y prestar atención.

La fruta de postre engorda

Pensar que comer fruta después de la comida engorda es otro gran mito. Las frutas son alimentos saludables y nutritivos que deben formar parte de nuestra alimentación diaria. De hecho, los especialistas en nutrición de nuestro país recomiendan incluir tres o más raciones o piezas de fruta variada al día. Es una opción ideal a todas horas, para aportar a nuestro cuerpo vitaminas y minerales que necesita para funcionar correctamente.

Los productos integrales adelgazan

Las versiones integrales de los alimentos no adelgazan, puesto que aportan la misma cantidad de energía que sus homólogos refinados. Cierto es que, el contenido de determinados nutrientes sí que varía, como es el caso de la fibra, presente en cantidades mayores en las opciones integrales. Lo que sí es cierto es que los alimentos ricos en fibra, por sus características, pueden ayudarte a sentirte más saciado, de modo que puedes llegar a la siguiente comida con menos sensación de hambre y con menos picoteos entre horas, dos factores que pueden ayudar positivamente en la pérdida de peso.

Es necesario eliminar las grasas de la dieta para perder peso

Al igual que los hidratos de carbono o las proteínas, las grasas son un nutriente necesario para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Por lo que eliminarlas al completo de nuestra alimentación es tomar el camino equivocado. ¿Os suena el dicho: “es mejor calidad que cantidad”? Pues con las grasas pasa exactamente lo mismo. Debemos potenciar el consumo de alimentos ricos en grasas saludables. Como por ejemplo el aceite de oliva, el omega-3 del pescado y de las almendras… y, por el contrario, reducir esos alimentos que nos aportan principalmente grasas saturadas.

¿Ya has tomado nota de estos falsos mitos? Como estos hay miles, debes estar alerta y no dejarte convencer. Asegúrate siempre que la información que encuentras proviene de especialistas en alimentación y nutrición. Seguro que no volverás a caer en la trampa de estos falsos mitos.