Antonio de la Rosa consigue cruzar el pacífico en paddle surf

En su reto para concienciar sobre la necesidad de proteger los mares de los vertidos de plásticos ha contado con el apoyo de Galletas Gullón.

El aventurero Antonio de la Rosa ha logrado cruzar el océano Pacífico en una embarcación de paddle surf desde Bahía de San Francisco hasta el archipiélago de Hawái en un viaje en solitario de 4.500 kilómetros.

La primera persona en navegar de forma autosuficiente

Después de 76 días, 5 horas y 22 minutos de travesía, días de travesía, Antonio de la Rosa ha alcanzado la costa de la isla hawaiana de Oahu. Es la primera persona en realizar esta travesía de forma autosuficiente. El reto #SUPChallenge2019 consitía en navegar los 4.500 kilómetros sin pisar tierra hasta llegar a su destino y sin apoyo externo. Y a bordo de su ‘Ocean Defender’, una embarcación de paddle surf de siete metros de eslora y 500 kilogramos de peso, es como ha conseguido convertirse en la primera persona en completar esta travesía en esta modalidad.

Este viaje ha supuesto un enorme esfuerzo físico y mental para De la Rosa por su complejidad, debido a las numerosas dificultades a las que se ha enfrentado como fenómenos meteorológicos adversos, mantenerse fuera de corrientes marinas desfavorables o evitar colisiones con las grandes embarcaciones que navegan por estas aguas.

«Me siento cansado pero muy satisfecho, he tenido que superar unas difíciles corrientes cuando salí de San Francisco, fuentes vientos que me empujaban hacia el sur, varios huracanes que me han pasado cerca, grandes olas que sacudían mi pequeña embarcación como si fuera una lavadora, noches de insomnio, calor y humedad, pero estoy aquí, lo he conseguido, casi no me lo creo» ha dicho Antonio de la Rosa a su llegada a  llegada al Puerto de Waikiki, Honolulu.

El reto de concienciar sobre los plásticos en los mares

Bajo el lema ‘Save the Ocean’, este reto deportivo busca concienciar a la sociedad sobre la necesidad de proteger los mares de la contaminación que actualmente sufren, especialmente de los vertidos de plásticos que están generando graves problemas en este medio.

De hecho, Antonio de la Rosa ha cumplido su promesa: todos los envases que generó durante su trayecto se depositaron en su correspondiente contenedor de reciclaje. ¡Ni uno solo fue lanzado al mar! Tsal y como dijo en sus redes sociales: «Es fácil y lo puede hacer todo el mundo. ¿Ok? Save the Ocean, no Plastic, no Nets, Recycle!».

El apoyo de Gullón a Antonio de la Rosa

Galletas Gullón quiso contribuir al autosuficiencia de este reto aportando varias galletas y tortitas que sirvieran para que Antonio de la Rosa se pudiera abastecer durante todo el trayecto. Para ello, Gullón le ha abastecido con galletas de la gama Vitalday, Sin Azúcares, Bio Organic, Digestive, Tortitas Vitalday y más. 

Javier Urbón, director de Relaciones Institucionales de Galletas Gullón, ha señalado que «estamos muy satisfechos de haber participado en la aventura planteada por Antonio, con la que ha demostrado que no hay retos imposibles, y ha ayudado a visibilizar la necesidad de aumentar el compromiso medioambiental de nuestra sociedad».

En los últimos años Gullón ha apoyado otros retos deportivos extremos como la participación del aventurero Ramón Gutiérrez en una travesía para cruzar a remo el océano Atlántico en 2018, en una travesía de 4.700 km entre Senegal y Guayana francesa; o las expediciones de montaña a algunas de las cimas clásicas del alpinismo mundial como el Kilimanjaro, el Elbrús o el Denali.

Además, Gullón desarrolla varias iniciativas de apoyo al deporte base con colaboraciones con equipos de atletismo, fútbol, natación y ciclismo; asimismo, destaca la creación del equipo ciclista Galletas Gullón Mountain Bike Competición o la formación.

Puedes descubrir más sobre su travesía y otras curiosidades visitando la web oficial de Antonio de la Rosa

Últimos artículos