Consejos para practicar deporte con niños | Galletas Gullón

Consejos para practicar deporte con niños

La cuestión es clara: para llevar una vida saludable hay que activarse y vencer la rutina. Y esto afecta a todos los miembros de la familia, grandes y pequeños. Está demostrado que los niños y niñas que practican deporte con asiduidad crecen más sanos, sufren menos estrés y rinden mejor en clase. Los expertos recomiendan practicar deporte con niños cada día al menos una 1 hora hasta los 17 años. Así que, si aún no te has puesto a ello, el verano es el momento perfecto para decidirte y buscar momentos para hacer deporte en familia.

Tenemos más tiempo libre, los días son más largos y las temperaturas acompañan. No hay excusa, se cumplen las condiciones ideales para practicar deporte con niños al aire libre. Y si puedes implicar a toda la familia, mejor. Da igual si vais a echar unas canastas al polideportivo, a jugar un partido de pádel o vais de excursión por el monte, todo el tiempo que paséis juntos haciendo estas actividades, sin duda, mejorará vuestra vida familiar.

¿Deporte con niños a todas las edades?

Sí. Cualquier edad es buena para comenzar a hacer ejercicio, si bien entre los 8 y los 12 años es el mejor momento para que los niños se inicien en alguna disciplina deportiva. Hasta entonces, puedes practicar deporte con tus peques con ejercicios que estimulen la coordinación y el equilibrio, y al mismo tiempo les entretengan, como, por ejemplo, actividades en las que bailéis o saltéis. Si son adolescentes también es posible disfrutar haciendo deporte en familia. Puedes practicar con ellos alguno de sus deportes preferidos o planificar una escapada el fin de semana.

El deporte con niños es divertido y sin riesgos

Recuerda que el deporte es una forma de ocio más en tu vida familiar, y que los niños necesitan momentos de juego. No pueden pasarlo mal cuando haces ejercicio con ellos, ni puede suponerles una obligación, o hacer algo que no les guste. Toma nota de estos consejos para que todo salga bien y poco a poco se enamoren del deporte:

Plantea la actividad como un juego

Los pequeños tienen que sentirse estimulados para practicar deporte, y para ello la clave es que lo vean como una diversión que pueden compartir con el resto de la familia. Elige un deporte que les llame la atención y organiza un plan para disfrutar de la actividad todos juntos. Puede ser una ruta en bici, patinar, o incluso hacer una yincana de pruebas en casa.

Antes de comenzar, primero calentad

Es muy importante para activar los músculos y que no se produzcan lesiones. Es cierto que los niños son más flexibles que los adultos y tienen menos riesgo de lesión. Sin embargo, seguir una rutina de calentamientos con movimientos circulares, estiramientos y ejercicios de cardio les ayuda a prepararse física y psicológicamente para la actividad. Con 15 minutos es suficiente, eso sí, siempre calienta proponiendo juegos divertidos.

Estar siempre hidratados

Niños y adultos tenemos que beber agua antes, durante y después de hacer ejercicio, por lo que hay que asegurarse siempre de llevar agua suficiente para todos, especialmente ahora con estas temperaturas. Mientras dure la actividad no te despistes y ofréceles agua con frecuencia. Es aconsejable beber entre un litro y un litro y medio por cada hora que estéis haciendo ejercicio intenso.

5 beneficios de hacer deporte con niños en familia

Hacer ejercicio regularmente solo trae ventajas. La Organización Mundial de la Salud reconoce que hacer un mínimo de actividad física cada día alarga la vida y estima que el riesgo de mortalidad entre las personas que no son activas se eleva hasta un 30 %. ¿Todavía dudas? Estos son los 5 beneficios de practicar deporte con niños:

La salud de toda la familia mejora

El ejercicio diario contribuye a que los niños y niñas crezcan fuertes y sanos, y con un peso adecuado cuando lo acompañan de una buena alimentación. La actividad física es fundamental para reducir la obesidad infantil que se ha multiplicado por 10 en las últimas cuatro décadas. Además, hacer deporte ayuda a prevenir enfermedades y problemas cardiovasculares.

Los pequeños aprenden valores

Las actividades deportivas en familia fomentan el trabajo en equipo y te permiten distribuir roles y responsabilidades. Además, tendrás que establecer normas. Y los más pequeños de la casa aprenderán a respetarlas.

El tiempo en familia vale más

Los momentos de diversión se multiplican cuando practicas deporte con los niños. El juego es el punto de partida, y el disfrute con los que más quieres la consecuencia.

Menos estrés y más autoestima

El deporte contribuye a reducir los niveles de ansiedad y aumenta los de la autoestima. Por un lado, se liberan endorfinas, y por otro, implica ponerse retos personales y superarlos poco a poco con esfuerzo y constancia.

Rendimos el doble

Qué importante es aprender a mantener la concentración y la atención para rendir mejor. Está demostrado que el deporte es el mejor aliado para desarrollar esta capacidad entre los menores, pero también entre los adultos.

 

Como ves, los beneficios de practicar deporte son muchos. Y si además sigues estos consejos para compartir tus rutinas de ejercicio con los más pequeños de la casa, pasarás momentos únicos en familia al tiempo que la salud física y mental de todos estará en buen estado de forma. El secreto es llevar una vida activa y evitar caer en el sedentarismo con los niños.