Cómo ser sostenible

¿Cómo puedo ser más sostenible?

¿Te interesa el bienestar del medio ambiente? ¿Reciclas, pero piensas que podrías hacer más y no se te ocurre el qué? Si al igual que nosotros, te interesa la salud de nuestro planeta, hoy hablaremos sobre cómo ser más sostenible para poder disfrutar mejor y más tiempo de nuestro hermoso hogar.

Reciclaje y autoconsumo

Cada día se innova más en autoconsumo y reciclaje, la verdad es que ese es un gran paso, no obstante, es un paso mucho mayor cambiar los malos hábitos hacia la sostenibilidad. Esto no solamente beneficia al medio ambiente, sino que también es positivo para tu salud, ya que, mediante ciertos hábitos, lograrás mejorar tu estado físico y además también irá súper bien para tu bolsillo, ya que ayudará en tu economía diaria.

Para empezar, reciclar es vital: El primer paso es separar las basuras, aunque no dudo de que ya lo haces. Esto es muy fácil, basta con clasificar por envases, botellas de cristal, cartón, orgánico y basura general. Como he dicho, es el primer paso, pero para ir más allá, también ayuda reciclar los aceites de cocinar o las pilas, para los que encontrarás fácilmente sitios donde depositarlos. También es importante reciclar electrodomésticos, botes de pintura, muebles, etc. Para todo ello, existen los puntos verdes o puntos limpios, que ayudan a que reciclemos todo aquello que no sabemos dónde tirar.

Sustituir los envases de plástico, especialmente los de usar y tirar, es una opción excelente. En el trabajo o en clase, en vez de utilizar botellas de plástico, puedes llevar de casa una botella de cristal o metacrilato (que por cierto las hay de diferentes tipos y colores) y reutilizarla tantas veces como desees, de esta manera contaminarás mucho menos. Otro punto a tener en cuenta es preparar la comida cada día para llevarla en un tupper, si no puedes comer en casa, sin generar otro tipo de residuos más que los orgánicos. Esto no solamente ayuda a contaminar menos por el hecho de que no estas utilizando envases de usar y tirar, sino que también mejora tu economía y tu alimentación.

Muévete por el medio ambiente

Utilizar el transporte público es otra genial manera de contribuir con la sostenibilidad, porque al utilizar este medio, evitas la contaminación producida por el transporte privado, además de ahorrarte las tediosas y estresantes caravanas que se producen en hora punta. Si no tienes que desplazarte a grandes distancias desde tu hogar, siempre puedes ir andando o en bicicleta, de esta manera, aparte de ahorrar, harás ejercicio que mejorará tu estado físico y tu salud.

En casa también puedes ayudar a reducir el gasto energético. En invierno, poniendo la calefacción a 21ºC, temperatura suficiente para mantener un ambiente agradable, ya que por cada grado que aumentes la temperatura, se eleva en un 7% el gasto de energía. También es buena idea aprovechar las horas de sol, ya que así permites que se caliente tu casa de manera gratuita. En verano, mantén las ventanas bajadas en horas de sol intenso para evitar el calor extremo y crea corrientes de aire abriendo ventanas, si pones el aire acondicionado, ponlo a unos 24ºC, ya que así mantendrás una buena temperatura y evitarás un consumo excesivo. Esto también ayuda a tu salud, evitando grandes contrastes de temperatura, tanto en verano como en invierno.

Otro aspecto esencial para mejorar la sostenibilidad tiene que ver con la compra. Cada vez se está penalizando más las bolsas de plástico, por eso un gran paso que puedes hacer, que a su vez ayudará al medio ambiente y, sobre todo a ti, es llevar una bolsa reutilizable, de esta manera evitas el gasto de las bolsas de usar y tirar y la contaminación que suponen.

Así pues, ya sabes algunos truquillos más para poder mejorar la salud de nuestro planeta y por consecuencia, tu bienestar y tu bolsillo. ¡No esperes a poner en práctica estos consejos!

Últimos artículos