recetas de bebidas calientes|recetas de bebidas calientes

Bebidas calientes para tus desayunos o meriendas

Ya está aquí el frío para abrazarnos, pero no para darnos calor precisamente. Y es que, aunque nosotros nos pongamos capas para intentar evitar sus efectos, este frío nos acompaña y nos hace tiritar igualmente. Encuentra cualquier recoveco en nuestra ropa para entrar y enfriarnos. Pero si hay algo que nos reconforta de este frío es precisamente saber que hay maneras de quitárselo de encima. No, esta vez no vamos a hablar de ponernos delante del fuego de una chimenea. Pero sí de algo que reconforta igual: las bebidas calientes de los desayunos o las meriendas. Además de luchar contra estas gélidas temperaturas, nos dotarán de un momento delicioso.

Cómo recuperarse del frío

Además de las bebidas que os vamos a presentar, hay otras cosas que se pueden hacer para evitar el frío o recuperarse de él. En primer lugar… ¡abrigarse! Y parece evidente, pero es que a veces no nos damos cuenta de que nuestra vestimenta no es del todo adecuada para la temperatura exterior. Por eso es adecuado escoger piezas de ropa que abriguen, incluso ponernos de más porque para quitarnos siempre estamos a tiempo. El clima es imprevisible, ¡seamos previsores nosotros!

Otra de las cosas que se pueden hacer es realizar actividad física. Como bien sabemos, el ejercicio hace que la temperatura corporal aumente, ¡qué mejor manera de calentarnos! Aunque al principio de empezar la actividad va a costar un poco, luego sentirás que el calor te invade, ¡y además te cuidas!

En casa es recomendable asegurarse de disponer de objetos o ropas que vistan el hogar y lo aislen del frío como, por ejemplo, alfombras en las salas donde paséis más tiempo, o cortinas dobles (una más gruesa para evitar la entrada del frío y otra fina para permitir la entrada de la luz durante el día). Tampoco puede faltar una mantita ni unos calcetines de lana, ¡para evitar la sensación de tener los pies fríos!

4 bebidas calientes para combatir el frío

Si hay algo que ayuda a entrar en calor es tomar algo caliente. Podemos incluir un plato o bebida caliente en cada comida para sentirnos más reconfortados: las cremas, purés y sopas son un gran aliado para las comidas y las cenas.

Para los desayunos y meriendas te presentamos algunas propuestas con las que el frío va a ser lo menos importante en el momento que lo tomes: unas bebidas calientes ideales para la época invernal.

Chocolate caliente: un clásico

Qué rico es el olor que empieza a sentirse cuando se está haciendo el chocolate, ¿verdad? ¡Y qué apetecible después de un día frío! Apunta esta receta, y date este capricho reconfortante mientras lees un capítulo de un buen libro, ¡estarás disfrutando por partida triple!

Ingredientes:

1 tableta de chocolate para deshacer

½ litro de leche

4 cucharaditas de mantequilla de cacahuete

Preparación:

  1. Trocea el chocolate.
  2. Pon a calentar la leche con el chocolate.
  3. Cuando arranque a hervir, sácalo del fuego.
  4. Sírvelo en tazas.
  5. Añade una cucharadita de mantequilla de cacahuete (o más si te gusta notar más su sabor) y mézclalo.

¡Y disfrútalo!

Té con miel

Otro clásico de los días fríos. El té con miel es una manera muy fácil y sabrosa de entrar en calor. Para prepararlo no es necesaria gran explicación: prepara tu té preferido como siempre y, cuando ya esté infusionado, agrega una cucharadita de miel.

Puedes acompañar este delicioso momento con una Gullón Digestive Avena Naranja. ¡Este momento será lo que más desees de todo el día!

Leche dorada

Esta bebida es sin duda una manera original y diferente de tomar algo caliente. Con un sabor exquisito que convertirá tu desayuno o merienda en un momento muy especial. Y lo más importante: ¡Te hará entrar en calor!

Descubre cómo se hace y prepárate un capítulo de tu serie preferida para degustarla mientras lo ves. ¡Vamos allá!

Ingredientes:

Un vaso de leche o de bebida vegetal

1 ramita de canela

1 vaina de vainilla

1 cucharadita de cúrcuma en polvo

1 cucharadita de canela en polvo

1 cucharadita de jengibre en polvo

1 pizca de pimienta negra

1 pizca de cayena molida

¼ de cucharadita de clavo de olor

1 pizca de azúcar o endulzante que suelas utilizar

Preparación:

  1. Pon a hervir la leche con la vaina de vainilla y la rama de canela
  2. Retira del fuego antes de que llegue a hervir y agrega el resto de los ingredientes. Remueve bien y ponlo otra

vez al fuego.

  1. Remueve de nuevo y retira del fuego antes de que vaya a hervir.
  2. Cuélalo todo y sírvelo.
  3. Agrega el endulzante que hayas escogido y ¡dale al play!

Infusión de manzana con canela y naranja

Así es, una rica infusión de frutas. Esta bebida es muy sencilla de elaborar y su sabor afrutado te evadirá de estos días fríos que acompañan. ¡Prepara un cazo!

Ingredientes:

1 manzana roja

1 naranja

1 ramita de canela

1 litro de agua

Preparación:

  1. Limpia, pela y trocea la manzana.
  2. Ralla la piel de la naranja.
  3. Pon a hervir el agua en un cazo, con la manzana, la ralladura y la canela.
  4. Cuando esté a punto de hervir, echa el zumo de la mitad de la naranja.
  5. Pásatelo a una taza, y evádete de este día frío con un dulce sabor natural.

Y si eres más de café, y muy goloso, ¿qué te parece un café bombón? Es tan sencillo como sustituir la leche que agregas habitualmente por un poco de leche condensada. Y gracias a su calor y dulzor natural, ¡te olvidarás del frío de manera ipso facta!

Opciones hay muchas, para todos los gustos, y el gusto también es poder probarlas todas, ¿verdad? ¿Por qué bebida vas a empezar tú?

Últimos artículos